Nuevas recetas

Gerente de cafetería escolar presuntamente despedido por dar almuerzos a estudiantes sin dinero

Gerente de cafetería escolar presuntamente despedido por dar almuerzos a estudiantes sin dinero

Un gerente de cocina de una escuela en Colorado está hablando después de que supuestamente fue despedido por ayudar a los estudiantes sin dinero para el almuerzo

Della Curry está hablando sobre la injusticia de su situación.

Una directora de cocina de una escuela primaria está mirando un cheque de pago por desempleo después de que sus repetidos actos de bondad resultaron en la pérdida de su trabajo. Della Curry, ex gerente de cocina de la escuela en la Escuela Primaria Dakota Valley en Aurora, Colorado, está hablando después de que supuestamente fue despedida de su trabajo la semana pasada por dar repetidamente comida a niños que no podían pagar. almuerzo escolar, como explicó en una entrevista con el sindicato CBS del área. Muchas veces, ella pagaba los almuerzos de estos estudiantes de su propio bolsillo.

Según la política del distrito escolar, los niños que no pueden pagar el almuerzo escolar reciben una rebanada de queso en un panecillo y un vaso de leche, que, según Curry, no es suficiente para los cuerpos en crecimiento.

"Reconozco que violé la ley, pero la ley debe cambiar", dijo. “Tenía una niña de primer grado frente a mí, llorando, porque no tiene suficiente dinero para el almuerzo. Sí, le di el almuerzo ".

Dijo que a menudo, los estudiantes a los que ayudó tenían familias que ganaban demasiado dinero (más de $ 31,000) para calificar para el programa de almuerzo gratis, o familias que ganaban más de $ 45,000, por lo que no calificaban para el programa de almuerzo reducido. Ella se encargó de ayudar a los estudiantes que, a pesar de no calificar para el almuerzo escolar gratuito o reducido, todavía no tenían suficiente dinero para el almuerzo y, a veces, también les dio el almuerzo a los niños que habían olvidado el dinero del almuerzo.


Trabajador del comedor despedido por darle comida a un estudiante que no podía pagar, no quiere que le devuelvan el trabajo

Los funcionarios escolares y una empresa de servicios de alimentos quieren volver a contratar a un empleado del comedor que fue despedido por permitir que un estudiante en New Hampshire ingiera alimentos sin pagar.

Pero la ex trabajadora dice que no aceptará su oferta.

"No lo están haciendo por mí, lo están haciendo para salvar la cara", dijo Bonnie Kimball, la ex empleada del comedor.

Kimball fue despedida en abril después de que un estudiante de Mascoma Valley Regional High School en Canaan, New Hampshire, le dijera que no tenía dinero para pagar los artículos en su bandeja de almuerzo. Ella dice que lo dejó llevar la comida gratis y que el niño pagó su cuenta de almuerzo de $ 8 a la mañana siguiente.

En un comunicado el viernes, la compañía dijo que decidió volver a contratar a Kimball y que le pagará el trabajo que perdió.

"Tuvimos una situación reciente en la que un empleado violó la política de la escuela y la empresa al tratar con nuestro servicio de alimentos y nuestro gerente de distrito tomó una decisión que consideró correcta en ese momento", dijo Brian Stone, presidente de la división escolar de la empresa.

Fue acusada de violar los procedimientos de Café Services, la compañía de servicios de alimentos que la empleó, así como las políticas federales y escolares, según una carta de despido que Kimball proporcionó a CNN.

Kimball había trabajado en Mascoma Valley Regional High School durante más de cuatro años, según New Hampshire Union Leader. También dijo que otros dos empleados en el comedor renunciaron en protesta por su despido.

El Distrito Escolar Regional de Mascoma Valley y la compañía dijeron en declaraciones separadas que trabajarán juntos para revisar las políticas alimentarias en el futuro.

"En primer lugar, es nuestro objetivo hacer lo correcto por nuestras familias, comunidad, estudiantes y empleados en el Distrito Escolar Regional de Mascoma Valley. Los eventos de estas últimas semanas y la retroalimentación que he recibido de los padres me ha dado una pausa considerable, "Dijo la superintendente Amanda Isabelle.

"Creo que todos hemos aprendido algo a través de este proceso", dijo.

Si bien el distrito no "se niega a proporcionar comida a un niño hambriento que no puede pagar", dijeron los funcionarios escolares, la política de almuerzos gratuitos no incluye barras de helado, bebidas deportivas y papas fritas que tienen un "alto costo unitario para el distrito". y no se consideran una nutrición esencial ".


Gracias a los contribuyentes, hay un almuerzo gratis.

Probablemente haya escuchado sobre el trabajador de la cafetería de Canaan, N.H., presuntamente despedido, como dijo el famoso chef internacional José Andrés en un tweet, "por dar comida a un estudiante que no podía pagar. ¡La heroína es Bonnie Kimball! "

Después de una semana de ser denunciado en los medios de comunicación como Scrooges desalmado que arroja a los niños hambrientos fuera de la fila del almuerzo por mendigar: "¿Más gachas?" la empresa de servicios de alimentos para la que trabajaba está contraatacando. El lunes emitió un comunicado en el que cuestionaba su afirmación de que fue despedida simplemente por permitir que un niño sin dinero en su cuenta pasara por la fila del almuerzo.

Dicen que la verdadera historia es que este niño había estado pasando por la línea de Kimball durante tres meses sin que se le cobrara, y "ahora que hay un cambio en el personal, la cuenta de este estudiante muestra una actividad regular".

¿Quién dice la verdad? Quién sabe, pero la historia de Kimball me resultó difícil de creer desde el principio, porque estamos en América 2019: nadie se mete en problemas por regalar las cosas de otras personas. El verdadero problema comienza cuando le pides a las personas que paguen sus propios gastos.

En primer lugar, todo lo que necesita saber sobre lo buena que es la vida en Estados Unidos hoy en día es que la posibilidad de que un niño no reciba su almuerzo es suficiente para desatar un frenesí mediático. ¿Sabes lo que llaman "tu hijo no almuerza hoy" en Venezuela?

En segundo lugar, la fuente de la indignación no está en los detalles de este incidente, sino en la idea de que alguien, en algún lugar, podría ser considerado responsable de no pagar sus facturas. Estamos tan horrorizados por ello que incluso le hemos inventado un nombre: "almuerzo avergonzado".

En realidad. Y es ilegal en tres estados, y ya se ha propuesto un proyecto de ley para prohibirlo en Massachusetts.

La premisa es que si tus padres no pagan por tu almuerzo, no debe haber consecuencias, cero, para ti. Sin comidas alternativas (como en el caso de New Hampshire), nadie rechazó, nada.

Y como resultado, los sistemas de escuelas públicas en todo Estados Unidos están lidiando con el problema de verse obligados a comerse millones de dólares en facturas impagas de almuerzos que dejaron padres indolentes. Porque a pesar de lo que está escuchando de los candidatos demócratas de 2020, realmente no existe un almuerzo gratis.

Tenga en cuenta que no estamos hablando de "padres pobres", ya los tenemos cubiertos. Una familia de cuatro que gana $ 47,000 o menos ya califica para almuerzos gratis o reducidos gracias a los $ 13,6 mil millones que gastamos cada año en programas de alimentación escolar.

Estamos hablando de personas que podrían pagar, pero han descubierto que no tienen que hacerlo. La semana pasada, Warwick, Rhode Island, anunció que comenzaría a darles a los niños con facturas de almuerzo impagas sándwiches de mantequilla de girasol y mermelada. ¿Por qué? Porque este pequeño sistema escolar tenía $ 77,000 en deuda impaga de “almuerzos gratis”.

El año pasado, Framingham se quedó atascado con unos 80.000 dólares. En los EE. UU., Alrededor del 75% de todas las escuelas tienen facturas impagas de "almuerzos gratis" cada año, que van desde unos pocos dólares hasta una escuela con un saldo de $ 856,000 (!) El año pasado.

Pero cuando las escuelas intentan imponer algunas consecuencias de sentido común a los niños cuyos padres no pagan, las mamás de los suburbios se acurrucan horrorizadas en el sofá que se desmaya.

¿Cómo es justo para todos los padres que trabajan duro y pagan las facturas de sus hijos dejar que sus vecinos, algunos que ganan más que ellos, se abran paso con estafas? Es lo mismo que el movimiento de amnistía para ilegales. ¿No ves qué insulto es esto para los inmigrantes responsables que lo han hecho de la manera correcta?

Lo crea o no, la respuesta de los izquierdistas del “almuerzo gratis” es argumentar que el verdadero problema es dejar que la gente pague sus propios almuerzos en primer lugar. ¿Algunos niños comen carne misteriosa mientras que otros cenan en la barra de pizza y ensaladas? ¡Por qué es un ultraje! ¡Esta desigualdad en el comedor debe terminar! Todos los estudiantes deberían recibir "almuerzo gratis", presumiblemente el mismo almuerzo igualitario, con recetas directamente del "Libro de cocina Breadline de Bernie Sanders".

Que, por cierto, solo tiene una receta: sándwiches de mantequilla de girasol y mermelada.


No actúe sin previo aviso

Nada enfurece más a un empleado que sentirse sorprendido cuando lo despiden. A menos que ocurra un acto atroz e inmediato, el empleado debe experimentar entrenamiento y retroalimentación de desempeño a lo largo del tiempo. Antes de despedir a un empleado, intente determinar qué está causando que el empleado falle.

Si decide que la empleada puede mejorar su desempeño, proporcione la ayuda necesaria para alentarla y apoyarla. Documente cada paso del proceso de mejora para que el empleado tenga un registro de lo que sucede en cada paso. El empleador también protege sus propios intereses en caso de una demanda por la rescisión.

Si está seguro de que el empleado puede mejorar y el rol del empleado lo permite, un plan de mejora del desempeño (PIP) puede mostrar los requisitos de mejora medibles específicos del empleado. (Un PIP es difícil, si no imposible, con un gerente o personal de recursos humanos, una vez que ha perdido la confianza en su desempeño).

Sin embargo, no utilice un PIP a menos que esté seguro de que el empleado puede mejorar. El agonizante proceso de reunirse semanalmente para no registrar ningún progreso es horrible para el empleado, el gerente y el representante de recursos humanos también.

La terminación real, aunque casi siempre es una sorpresa, no debe venir sin previo aviso.


El almuerzo gratis puede no ser suficiente para ayudar al hambre, ya que la pandemia afecta la seguridad alimentaria en EE. UU.

El regreso a clases se ve diferente en 2020 y como muchos estudiantes se quedan en casa para aprender a distancia debido a la pandemia, aquellos que dependen de almuerzos gratuitos enfrentan nuevos desafíos y disparidades en torno a la comida.

El Programa Nacional de Almuerzos Escolares, administrado por el Departamento de Agricultura de EE. UU. (USDA), extendió su programa de exención flexible hasta el final del año escolar 2020-2021 para ayudar a mantener nutridos a los niños. Si bien la forma en que se preparan, sirven, distribuyen y consumen las comidas en las cafeterías escolares cambiará, la accesibilidad a esos almuerzos gratuitos sigue siendo la fuerza impulsora para mantener alimentados a los estudiantes.

Cómo una escuela del este de Los Ángeles ha servido a la comunidad necesitada que padece inseguridad alimentaria

Como directora de operaciones escolares para las artes en las escuelas autónomas comunitarias en el este de Los Ángeles, Stephanie Conde siempre se aseguró de que la escuela estuviera preparada para brindar almuerzos gratuitos a casi 800 estudiantes todos los días antes del brote de coronavirus. Pero a medida que avanzaba la pandemia, trayendo consigo peajes médicos y económicos compuestos, descubrió que no solo los estudiantes, sino toda la comunidad estaba en necesidad.

Conde le dijo a & quotGood Morning America & quot que creó un sistema para aprovechar los recursos para alimentar a la comunidad más grande que lo necesita, incluidas las personas mayores y discapacitadas.

"Cuando comenzó COVID, éramos una de las pocas escuelas autónomas en nuestra área que decidió alimentar a la comunidad además de a los estudiantes; teníamos una gran demanda", dijo Conde. "Para mí, se trataba de dar acceso a la comida a todas las personas que pudimos".

"La extensión de la exención ha sido realmente útil para nosotros porque ahora podemos comenzar a servir a la comunidad", explicó Conde.

Las familias con ingresos iguales o inferiores al 130% del nivel de pobreza y los niños de familias que reciben Asistencia Temporal para Familias Necesitadas y los niños de familias que reciben cupones de alimentos son elegibles para almuerzos gratis. Los almuerzos a precio reducido están disponibles para cualquier niño en una familia con ingresos entre el 130% y el 185% del nivel de pobreza. La Asociación de Nutrición Escolar requiere que las comidas diarias incluyan 3/4 taza de verduras, 1 taza de leche al 1% o sin grasa, 1/2 taza de fruta y un plato principal con granos integrales y una proteína magra, pero los menús diarios varían por distrito escolar según la disponibilidad del mercado.

"Estábamos sirviendo desayuno, almuerzo y cena, por lo que eran tres comidas por estudiante por día", dijo sobre su operación durante la pandemia. "Repartimos comidas a todos los que tenían 18 años o menos y a los adultos con discapacidades".

A medida que aumentaban los casos de COVID-19 en el condado de Los Ángeles, Conde dijo que podía sentir el miedo de la gente a salir de sus hogares para conseguir comida, por lo que utilizó la exención de comidas del USDA como una forma de entregar comidas sin contacto.

“Continuamos sirviendo casi 6,000 comidas, así que fue un gran salto, pero vimos la necesidad, especialmente en nuestra área con muchas viviendas para personas de bajos ingresos. Muchos de ellos tienen varias familias en cada apartamento, y esa "es la realidad", dijo sobre la comunidad cercana. "Una persona se infectó, luego otra. Entonces, cuando alguien se infectaba, íbamos a llevarle las comidas ''.

Conde también se puso en contacto con los administradores de edificios que albergaban a personas mayores con discapacidades y averiguó cuántas personas necesitaban una comida a domicilio.

Ella llamó a otros empleados de la escuela, como los supervisores del patio de recreo y el personal de limpieza, que tenían menos trabajo que hacer porque los niños no estaban en el campus. "Mi equipo dijo:" Sí, creemos en ello, sabemos que nuestros hijos lo necesitan ". Dinos qué hacer ", dijo Conde a" GMA ".

Crearon pautas de lo que los empleados eran responsables en los centros para llevar, con cinco personas en cada sitio preparando y entregando las comidas, y un par de personas que vinieron y cotizaron temprano para preparar los paquetes de comidas para las personas que iban. para ir a entregar '', dijo. Un empleado con un camión "puso todo en cajas y refrigeradores" y los entregó a los edificios y a las familias.

"Es difícil, muchas de estas familias no tienen licencia familiar, no tienen el mismo acceso, no pueden obtener desempleo, pero aún tienen que comprar comida", dijo Conde. "Quitar esa carga, o al menos darles acceso a la comida, o saber que podían contar con nuestra escuela y darles una comida fue muy importante".

Viniendo ella misma de un hogar latino, Conde dijo que se sintió inspirada a abogar por su propia comunidad, especialmente las familias que temen o se sienten avergonzadas de pedir ayuda al gobierno.

"Creo que una de las cosas que vino con COVID es que ataca a tantas personas por igual", dijo Conde. & quot; Incluso si no tiene cupones de alimentos o depende del almuerzo gratis o reducido, & # 39; abrió los ojos y realmente nos puso en el mismo barco y ha dado una voz para decir: & # 39Necesito ayuda & # 39. luego solicitando ayuda, los dos se han alineado.

Para muchos padres y tutores, el modelo de recogida de almuerzo gratuito que se utiliza en los distritos de todo el país y que requiere que un adulto vaya a un lugar predeterminado en un momento específico para reducir el contacto, se convirtió en un obstáculo para que sus hijos se agarren y ir a las comidas.

Con el año escolar ya en marcha, Conde ajustó el horario presencial de los lunes, miércoles y viernes para & quot; disminuir la exposición a nuestro personal y para aquellos que vienen a comer & quot.

"Estamos reduciendo el número de visitas de recogida para ser proactivos y conscientes del [distanciamiento social]", explicó. & quot; Las familias han apreciado mucho que no tienen que venir todos los días, especialmente porque hace mucho calor y muchos vienen caminando. Sé que no puedo enviar el valor de una semana entera. No siempre tienen el espacio de la nevera. En nuestra comunidad escolar, necesito ser consciente de su realidad diaria & quot.

Otros distritos escolares en el oeste han contratado a conductores de autobuses para que lleven los almuerzos.

#TucsonUnified Families: Debido a los días de salida temprano la próxima semana, del 16 al 18 de septiembre, nuestras rutas de autobús Grab-n-Go Meal no pueden funcionar esos días ya que los autobuses no estarán disponibles durante los horarios de las rutas de comida. pic.twitter.com/fAIGnN9wX5

- Tucson Unified (@tucsonunified) 10 de septiembre de 2020

El Distrito Escolar Unificado de Tuscon en Arizona ha movilizado su sistema de comidas para llevar a 67 paradas a lo largo de 12 rutas de autobús, organizadas por región para distribuir el desayuno y el almuerzo proporcionados por la escuela.

Tuscon Unified también hizo que su proceso de verificación fuera más flexible para una recolección de comida más eficiente. Los tutores pueden proporcionar una identificación de estudiante, boleta de calificaciones o alguna documentación emitida por la escuela. Si eso no está disponible, pueden hacer una videollamada para mostrar a su estudiante en casa, y para cualquier niño que no esté inscrito en la escuela, los padres pueden proporcionar un documento médico con el nombre y la fecha de nacimiento del niño.

Inseguridad alimentaria y COVID-19

Según No Kid Hungry, una campaña nacional dirigida por la organización sin fines de lucro Share Our Strength que trabaja para resolver los problemas del hambre y la pobreza, COVID-19 ha sido un gran revés para acabar con el hambre infantil.

“Algunas organizaciones han informado datos que muestran que 1 de cada 4 hogares con niños que padecen hambre y nuestra nueva investigación muestra una cifra aún mayor. Esto representa un gran salto desde el 1 de cada 7 informado en septiembre de 2019 '', informó la organización sin fines de lucro.

Según No Kid Hungry, el 74% de los padres con inseguridad alimentaria que todavía están trabajando se encuentran en industrias esenciales.

“La pandemia ha demostrado cuán importantes son las escuelas para alimentar a los niños. Necesitarán más apoyo a medida que reabren y exploren nuevas formas de llegar a los estudiantes, ya sea a través de la entrega de comidas o alternativas a la forma en que se sirven las comidas escolares tradicionales como el almuerzo ", explicó No Kid Hungry en un nuevo informe. "Más de 20 millones de niños dependen del Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP) para obtener los alimentos que necesitan".

La comida es el material escolar más importante. Ayuda a los estudiantes a aprender, concentrarse y prosperar. Pero 1 de cada 4 niños en los EE. UU. Podría pasar hambre este año debido a # COVID19. Cuando cena, compra o comparte, puede cambiar eso. Aprenda cómo: https://t.co/NQtaxr1E6w #DineShopShare pic.twitter.com/DQIRT0hwxF

- No Kid Hungry (@nokidhungry) 1 de septiembre de 2020

Sonny Perdue, el Secretario de Agricultura, dijo que a medida que la nación comienza a reabrirse y más personas regresan al trabajo, "sigue siendo crítico que nuestros niños continúen recibiendo alimentos seguros, saludables y nutritivos" del Programa Nacional de Almuerzos Escolares.

"Durante la pandemia de COVID-19, el USDA ha proporcionado una cantidad sin precedentes de flexibilidad para ayudar a las escuelas a alimentar a los niños a través de los programas de comidas escolares", dijo Perdue el mes pasado al extender las exenciones para el programa de reembolso, que está respaldado por fondos del Congreso. Agregó que continuará "durante el tiempo que podamos, legal y financieramente".

Reggie Ross, presidente de la Fundación de Nutrición Escolar, el brazo caritativo de la Asociación de Nutrición Escolar, que es una organización sin fines de lucro que representa a más de 55,000 miembros que brindan comidas a los estudiantes, dijo en un comunicado que & quot; aprecia enormemente que el USDA aborde los desafíos críticos. compartido por nuestros miembros que sirven a los estudiantes en primera línea durante estas primeras semanas de clases. & quot

También dijo que las exenciones permiten a los profesionales de la nutrición escolar centrarse en alimentar a los niños hambrientos en lugar de pasar tiempo procesando el papeleo para verificar la elegibilidad en medio de una pandemia.

Lisa Davis, vicepresidenta senior de Share Our Strength, dijo que la extensión "es importante para los niños hambrientos que regresan a la escuela, los hermanos menores que aún no están en la escuela, los padres que luchan por ganarse la vida y para las escuelas y los grupos comunitarios que están a la altura del desafío de alimentarlos durante esta pandemia. & quot

Pero aunque elogió la acción crítica del USDA, Davis dijo que `` no es suficiente '' porque con los casos de COVID-19 en aumento, `` los efectos económicos y de salud de esta pandemia probablemente continuarán afectando a los niños, las familias y las escuelas hasta el 2021. & quot

"Las medidas provisionales de última hora como estas pueden crear confusión para los padres y barreras a la planificación a largo plazo necesaria para llegar al número sin precedentes de niños que pasan hambre en nuestro país en este momento", dijo Davis.

Como señaló Conde, la extensión del programa de almuerzos gratuitos es un paso para ayudar a las comunidades que ya han sido más afectadas por la pandemia, pero se necesitan más recursos y conciencia para ayudar a que los almuerzos gratuitos tengan más alcance e impacto directo.

"Ahora con COVID no sabemos cuáles serán las ramificaciones", dijo. "Nuestras familias necesitan esta ayuda para que los niños y las familias tengan acceso a esta comida".


EXCLUSIVO: El Departamento de Educación de la Ciudad toma medidas enérgicas contra el uso de mantequilla en las cocinas escolares

Luego apuntaron a los refrescos azucarados. Y la mayoría de las ventas de pasteles. Y las grasientas patatas fritas a la hora del almuerzo.

Y ahora, el objetivo más reciente del impulso de las escuelas de la ciudad para combatir la obesidad infantil es algo tan simple como la mantequilla.

La delicia para untar se ha prohibido en las cafeterías de las escuelas. No puede usarse para cocinar ni ofrecerse con pan.

Y ahora es el tema de una represión agresiva que amenaza el sustento de los gerentes de cocina de las escuelas que se han atrevido a ordenar el tratamiento ilícito.

"Por favor, explique por qué sus gerentes están ordenando BUTTER", enfureció un gerente de alimentos de una escuela regional de Brooklyn en un correo electrónico la semana pasada a los funcionarios que supervisan 25 escuelas.

El correo electrónico tenía un archivo adjunto llamado "Informe de pedido de exceso de mantequilla" que identificaba a los gerentes de cocina de la escuela que habían pedido entre $ 74 y $ 148 en mantequilla.

"Todos los gerentes de esta lista deben recibir una carta disciplinaria antes del cierre de la semana que viene el viernes (10/05/13). También quiero una copia de cada carta enviada a mi oficina".

Un gerente de cocina fue sorprendido y luego recibió una nota advirtiendo que "si se repite este incidente o incidente similar, se tomarán más medidas disciplinarias en su contra, lo que podría resultar en la terminación de su empleo en la Oficina de Alimentos Escolares. "

Los funcionarios del Departamento de Educación dicen que la mantequilla fue exiliada silenciosamente de las cafeterías de las escuelas ya en 2008, pero los gerentes de cocina dicen que la represión de este mes es la primera vez que oyen hablar de la prohibición de la mantequilla.

"Entendemos la necesidad de comidas saludables, pero no apreciamos que la administración intimide a nuestros miembros sin darles instrucciones sobre cómo preparar las comidas", dijo Greg Floyd, presidente de Local 237 Teamsters, que representa a los gerentes de cocina. "Nuestros miembros ya están trabajando bajo estrés y no necesitan acoso innecesario".

Los funcionarios del departamento dicen que la mantequilla es uno de varios ingredientes que han eliminado de las comidas en los últimos años para hacerlas más saludables. También fuera del menú: leche entera y pan blanco.

Pero una portavoz de las escuelas negó que en realidad haya una "prohibición" en vigor.

"No estamos prohibiendo la mantequilla", dijo la portavoz Margie Feinberg. "Simplemente no lo hemos usado en nuestras recetas desde 2008".

Se instruye a las escuelas para que utilicen aceite de ensalada saludable y bajo en grasa en lugar de mantequilla y sirvan mantequilla de maní, mermelada y queso crema con pan.

Los gerentes de cocina están capacitados para comprar solo los ingredientes requeridos en los menús escolares.

Feinberg dijo que los funcionarios no están al tanto de que otras escuelas hayan pedido mantequilla desde 2008 y dicen que están investigando el exceso de mantequilla en Brooklyn.

Un gerente de cocina de Brooklyn dijo que la escuela normalmente ordena una caja de mantequilla cada tres o cuatro meses, agregando un poco a los cereales calientes que se sirven a los niños para el desayuno.


Veterano de 73 años pierde su trabajo por presuntamente darle un panecillo a un vagabundo

FLORIDA & # 8211 Un veterano de 73 años dice que fue despedido de un restaurante Cracker Barrel por darle a un hombre necesitado algunos paquetes de condimentos y un panecillo de maíz.

Admite que fue en contra de las reglas del restaurante, pero cree que fue lo correcto.

Durante los últimos tres años, Joe Koblenzer se ha puesto su delantal marrón y amarillo Cracker Barrel Apron y saluda a los que llegan a la ubicación de Venecia.

Hace dos semanas, el hombre de 73 años dice que un hombre que parecía estar sin hogar entró por las puertas.

& # 8220 Parecía un poco necesitado. Me pidió mayonesa y salsa tártara. Dijo que iba a cocinar un pescado, & # 8221 dijo Koblenzer.

El hombre que tiene su trabajo es ser amistosamente obligado.

& # 8220 Se lo conseguí. Al salir, puse un panecillo de maíz, & # 8221 dijo Koblenzer.

Ese gesto aparentemente le costó a Joe su trabajo.

& # 8220 El gerente general me llamó y me dijo que tenía malas noticias para mí. Joe, vamos a tener que dejarte ir, & # 8221 Joe dijo.

Admite que lo han escrito antes.

Ahora, el veterano de Vietnam que estaba tratando de complementar su seguridad social es el que tiene mala suerte.

El debate sobre la gravedad del evento y el posterior despido ha provocado una tormenta de fuego en línea.

Joe dice que está triste por la situación y extraña a los clientes habituales y empleados que llegó a conocer.

Él dice que sí, fue en contra de las reglas, y que sí, tienen derecho a dejarlo ir, pero moralmente todavía siente que fue lo correcto.


Madre de estudiante que recibió comida gratis le dice al periódico que su hijo no es necesitado

La madre de un estudiante de secundaria de New Hampshire que recibió comida gratis de un trabajador del comedor le dijo a un periódico local que su hijo no es un niño necesitado.

Hablando de forma anónima con el líder sindical a principios de esta semana, la madre dijo: "Tengo tres hijos, y todos están bien cuidados y bien alimentados.

"No la despidieron por alimentar a un niño hambriento".

Bonnie Kimball fue despedida de su trabajo con Café Services en abril después de permitir que un estudiante de la Escuela Secundaria Regional Mascoma Valley en Canaan tuviera comida sin pagarla. Ella dijo que él le dijo que no tenía dinero.

El ex empleador de Kimball dijo que no le había cobrado nada al estudiante durante varios meses.

La madre compartió mensajes de Facebook de Kimball a su hijo que muestran que el trabajador del comedor le pidió al estudiante que pagara en la cuenta para que su gerente no viera ningún problema después de que el gerente la vio darle comida al niño.

Un mensaje de Kimball al estudiante dice: "Entonces, Wendy fue llamada a la oficina para que te dejáramos ir, así que Wendy les dijo que a veces traes efectivo, etc. para ver cómo te llamamos mañana ".

Después de que el estudiante dice: "Está bien", Kimball dice "probablemente nos escribiremos, pero podemos hacer que se vea bien. Lol".

En los mensajes de Facebook, Kimball también le dice al estudiante que ha sido despedida antes de decirle que está "en las noticias del mundo en este momento volando a Nueva York para conocer a algunos jugadores de fútbol famosos".

Cuando se le comunicó a principios de esta semana, Kimball dijo: "Mi abogado me aconsejó que no hablara con nadie". Ella se negó a dar el nombre de su abogado. CNN intentó nuevamente el viernes para obtener comentarios de Kimball.

Kimball fue acusada de violar los procedimientos de Café Services, así como las políticas federales y escolares, según una carta de despido que proporcionó a CNN. Había trabajado en Mascoma Valley Regional High School durante más de cuatro años, según New Hampshire Union Leader.

En una declaración escrita, Brian Stone, presidente de la división escolar de Servicios de Café, dijo que el estudiante estaba en línea con un almuerzo completo, así como papas fritas al horno y dos paquetes de galletas. Cuando el estudiante se acercó al cajero, Kimball tomó un Powerade y lo agregó a su bandeja, dijo. Luego dejó que el estudiante tomara el almuerzo completo permitido por la política de la escuela y también cuatro artículos adicionales, agregó Stone.

"No solo no debería haber permitido los artículos adicionales a la carta, sino que no registró ni cargó ninguno de los artículos, incluido el almuerzo principal, en la cuenta del estudiante para que pudieran pagarse en el futuro", dijo Stone.


Cuota Todas las opciones para compartir para: Ex-director de CPS acusado de lesionar a un trabajador del comedor escolar

Policía de Kurt Jones Chicago

Un ex director de las Escuelas Públicas de Chicago ha sido acusado de un delito grave en relación con presuntamente arrojar una botella de agua de plástico duro a un trabajador del comedor escolar, golpearla en la cabeza y dejarla con una conmoción cerebral.

El asediado ex director, Kurt Jones, de 46 años, renunció a fines de la semana pasada después de que una investigación de CPS descubrió varias acusaciones de mala conducta en su contra y concluyó que se comportó de una manera "categóricamente poco profesional" en sus cuatro años en un CPS de primera categoría. escuela, Franklin Elementary Fine Arts Center.

Los funcionarios de CPS comenzaron su investigación después de que Jones supuestamente arrojó la botella el 20 de marzo y golpeó a la gerente de la cafetería Faye Jenkins en la cara, lo que provocó la conmoción cerebral de Jenkins y otras lesiones faciales. La investigación del distrito creció en alcance a medida que aparecían nuevas quejas no relacionadas después de que un informe del Chicago Sun-Times a principios de abril detallara las lesiones del trabajador del comedor.

Faye Jenkins muestra su lesión por el incidente.

Al mismo tiempo, la policía de Chicago investigó posibles cargos penales por el incidente del lanzamiento de botellas después de que Jenkins presentó un informe policial. Más de tres meses después, Jones fue arrestado el jueves y acusado de agresión agravada a un empleado de la escuela.

Jones compareció en una audiencia sobre los cargos el viernes en el Palacio de Justicia Penal de Leighton y se ordenó su liberación bajo una fianza de reconocimiento personal.

Fiscales: denuncias anteriores contra Jones

Los fiscales del condado de Cook dijeron que Jones estaba `` jugando '' con Jenkins, a pesar de que Jenkins se había quejado previamente sobre un comportamiento similar de Jones al subdirector de la escuela, que dijeron que no resultó en una acción por parte de la escuela.

Ese subdirector dijo en una entrevista con los investigadores de CPS a principios de abril que un grupo de trabajadores escolares a menudo "jugaba" y describió sus interacciones como "adultos haciendo el tonto" y "solo payasadas, tonterías de un lado a otro", según el distrito. reporte.

“[Ella] declaró. que nunca nadie se ha quejado de las interacciones ”, dice el informe de CPS.

Los fiscales dijeron que antes de arrojar la botella a Jenkins, Jones estaba jugando con otros empleados de la escuela mientras preparaban almuerzos para los niños mientras la escuela estaba cerrada durante la pandemia. Jones arrojó dos almuerzos al suelo cerca de otros empleados y Jenkins "dejó en claro que no quería participar en ningún juego o payasadas", dijeron los fiscales.

Jones luego fue al área de preparación de la cocina donde Jenkins estaba trabajando, y les dijo a los demás que "quería conseguir" a Jenkins, mientras sostenía un zapato en una mano y la botella de agua en la otra, dijeron los fiscales.

Jones primero le tiró el zapato a Jenkins, pero falló, según los fiscales, quienes dijeron que Jenkins nuevamente dijo que no quería participar. Jones luego le arrojó la botella de agua a Jenkins, golpeándola en la cara, lo que provocó que Jenkins sufriera una hemorragia nasal, un corte en la cabeza que requirió puntos de sutura y una conmoción cerebral, dijeron los fiscales.

Jones estaba "conmocionado" y "asumió toda la responsabilidad", dijeron los fiscales, antes de abandonar el área.

"Se hizo justicia"

Jenkins le dijo al Sun-Times el viernes que estaba "contenta de que se hiciera justicia", incluso si tuvo que ser paciente durante los últimos meses.

"Nadie merece estar en el trabajo con las cosas que te lanzan", dijo Jenkins. “No puedo creer que esto haya sucedido en el lugar de trabajo.

"Siento que CPS no se preocupó por mis sentimientos o por lo que pasé", dijo. “Sé que a veces tienen que hacer una investigación, pero tomó mucho tiempo. La paciencia es una virtud, lo diré ".

La jueza Mary Marubio dijo que le parecía "inusual" que llevaran meses aprobar los cargos. Los fiscales confirmaron que Jones enfrentaba un cargo de delito grave porque el incidente tuvo lugar dentro de una escuela pública e involucró a un empleado de la escuela.

Se espera que Jones regrese a la corte el 2 de septiembre.

Apodos racistas, tirar sillas y menospreciar a los padres: CPS destituye al director por comportamiento "indefendiblemente poco profesional e inseguro"

El director acusado de causar la conmoción cerebral del trabajador dimite después de la investigación de CPS

Los padres cuestionan al director "imprudente" de CPS que enfrenta medidas disciplinarias, mientras que su compañero principal sale en su defensa

El mismo Jones presentó un informe a los funcionarios de CPS el día del incidente, reconociendo que tiró la botella. Pero atribuyó las lesiones de Jenkins a "juegos bruscos" y explicó que él y otros trabajadores estaban jugando un "juego de dodgeball" cuando ella se lastimó.

Jones escribió que el equipo esquelético en Franklin para la distribución de comida durante el cierre de las escuelas por coronavirus estaba "riendo y jugando" y tirando un rollo de toallas de papel de un lado a otro. Describió el objeto que finalmente golpeó a Jenkins como un "vaso de plástico para niños".

La botella de agua de plástico que supuestamente golpeó a Faye Jenkins en la cara en marzo. Previsto

El informe de Jones, sin embargo, presentó una versión más divertida de los hechos que el informe policial presentado en el caso y los relatos previamente informados por el Sun-Times de la trabajadora lesionada y su colega que fue testigo.

En particular, Jenkins, su compañero de comedor y el informe policial dijeron que el objeto que la golpeó en la cara era una botella de agua de plástico duro, no un "vaso de plástico para niños". Jenkins y su compañero de trabajo también dijeron que Jenkins le dijo a Jones que "no estaba jugando" antes de que supuestamente arrojara la botella.

"Nunca jugué dodgeball con el Sr. Jones", dijo Jenkins nuevamente el viernes. “Nunca le tiré nada al Sr. Jones. Ni siquiera tuve una conversación con él sobre el balón prisionero. Todo es mentira ".

Jenkins dijo que todavía tiene dolores de cabeza leves, visión borrosa en el ojo izquierdo y una cicatriz en la cara.

El informe de investigación de CPS también dijo que Jones admitió haber arrojado otros artículos a la escuela, incluida comida y sillas.


Contenido

Alfred Manuel Martin Jr. nació el 16 de mayo de 1928 en Berkeley, California. [1] Se le dio el nombre de su padre. El mayor Martin, generalmente apodado Al, era un camionero de la ciudad de Berkeley. Al Martin había nacido en Kauai, Hawaii, hijo de inmigrantes portugueses, y se había mudado a Oakland. [2] El nombre de nacimiento de la madre de Billy Martin era Juvan Salvini, pero se hizo llamar Jenny durante la mayor parte de su vida. Hija de inmigrantes italianos que habían vivido en San Francisco, pero que se mudaron al otro lado de la bahía en la época del terremoto de 1906, también cambió su apellido, primero cuando se casó con Donato Pisani alrededor de 1918, con quien tuvo un hijo, Frank. , apodado Tudo, antes de que el matrimonio se rompiera; Jenny luego afirmó que Donato le había sido infiel. [3] Hay algunas dudas de que Jenny y Al alguna vez se casaron, pero vivieron juntos como pareja casada durante un tiempo, durante el cual Billy Martin nació en la casa de su abuela materna en West Berkeley. [4]

Billy Martin adquirió su nombre porque su abuela, que nunca dominó el inglés, cantaba bello ("hermoso") repetidamente sobre el bebé, que solo supo su nombre de nacimiento cuando un maestro lo usó en la escuela. La pareja Martin se separó poco después del nacimiento de Billy, y luego cada uno acusó al otro de infidelidad. [5] [6] En cualquier caso, Billy Martin no tendría más contacto con su padre hasta que cumpliera los treinta, [7] y el conflicto entre los padres probablemente lo dejó con heridas emocionales. [8]

Dado que Al Martin había regresado a su Hawaii natal, Jenny ya no usaba su nombre, ni en la conversación [a] ni como parte del suyo, y antes del primer cumpleaños de Billy había conocido a John "Jack" Downey, un trabajador y un idiota. -trades, con quien se casó a fines de 1929, y cuyo nombre tomó para ella, pero no para sus hijos. Billy Martin más tarde llamó a su padrastro un "gran tipo". [9] Jenny siempre lamentó que la fama le llegara a su hijo con el nombre de Billy Martin, no a Billy Downey. [10]

Billy era un estudiante indiferente una vez que comenzó la escuela y, desde los 12 años, a menudo tenía problemas con los maestros o el director. Su situación inusual en el hogar, su pequeño tamaño y nariz grande, y su residencia en West Berkeley, asolada por la pobreza, hicieron que otros niños se burlaran de él, lo que generó conflictos. Intensamente competitivo y de piel fina, rápidamente se ganó la reputación de un luchador callejero que haría casi cualquier cosa para ganar. [11]

Los deportes demostraron ser una salida para la competitividad de Martin. Boxeó a nivel amateur, [12] pero fue el béisbol lo que resultó ser su vocación. Su hermano mayor Tudo, 10 años mayor que él, había crecido con Augie Galán, un jardinero de los Cachorros de Chicago de 1934 a 1941 que continuó en las ligas mayores hasta su retiro en 1949. [13] Galán, como otros peloteros profesionales, hizo James Kenney Park en Berkeley, su campo de entrenamiento fuera de temporada, porque allí había un campo de béisbol bien mantenido. Tudo era un jugador lo suficientemente bueno como para que a menudo lo invitaran a jugar, y Billy lo seguiría. A medida que el niño jugaba más y más a medida que crecía, Galán se interesó especialmente en enseñar a Martin el arte del béisbol. [14]

Cuando Martin llegó a Berkeley High School, a la que asistió de 1942 a 1946, vestía peor que muchos estudiantes de las viviendas más exclusivas al este de la avenida San Pablo, pero ganó aceptación a través de los deportes, especialmente el béisbol, elevando su promedio de bateo de un pobre. 210 como estudiante de segundo año a un sobresaliente .450 como estudiante de último año. Era un jugador agresivo y estaba involucrado en peleas tanto dentro como fuera del uniforme de béisbol. Uno de esos incidentes en el campo en su último año lo llevó a ser despedido del equipo y preocupó a los equipos de béisbol profesional que estaban considerando ficharlo. Los Dodgers de Brooklyn le dieron un entrenamiento, pero eligieron a otro jugador de cuadro de California, Jackie Robinson. [15]

Los Oakland Oaks, un equipo de la Liga de la Costa del Pacífico, habían estado explorando silenciosamente a Martin durante años, impresionados con todo menos con su temperamento. Poco después de la graduación de la escuela secundaria de Martin, el entrenador de Oaks, Red Adams, convenció al nuevo gerente del equipo, Casey Stengel, para que probara a Martin.Stengel había visto a Martin jugar en un juego de estrellas de la escuela secundaria, y aunque Martin no jugó bien, Stengel le había dicho que tenía un futuro en el béisbol. [16] A las pocas semanas de la prueba, un jugador de cuadro de la filial de Clase D de los Oaks, los Idaho Falls Russets, se lesionó, y Stengel recomendó que el propietario del equipo Brick Laws firmara a Martin. Laws lo hizo, pero primero intentó, sin éxito, poner una cláusula en el contrato que lo habría anulado si Martin se hubiera portado mal de una manera similar a la pelea que había terminado con su carrera en la escuela secundaria. [17]

Llegando a las mayores (1946-1949) Editar

Martin, de 18 años, no fue impresionante con Idaho Falls en 1946, bateando .254 mientras jugaba principalmente en la tercera base y acumulando muchos errores de lanzamiento. Tuvo un buen entrenamiento de primavera con los Oaks en 1947, pero fue enviado a los Senadores Clase C de Phoenix de la Liga Arizona-Texas. Martin sintió que debería haberse quedado con los Oaks, y así se lo dijo a Stengel. La respuesta del gerente: "Demuestra que estoy equivocado". [18]

Jugando la mayoría de los juegos diurnos en el árido suroeste en la era anterior al aire acondicionado generalizado, los Senadores soportaron duras condiciones de juego y de vida, ya que muchos de ellos subieron a un cuartel más allá de la valla del jardín derecho. Sin embargo, Martin prosperó allí. Con el uniforme número 1, un número que trató de asegurar con cada equipo para el que jugaba, bateó .393, el promedio más alto en el béisbol organizado en 1947, impulsó 173 carreras y fue nombrado el jugador más valioso de la liga. Cuando el segunda base habitual del equipo se lesionó en una pelea con el receptor contrario Clint Courtney, con quien Martin se encerraría él mismo, Martin fue trasladado de tercera base y permanecería como segunda base durante la mayor parte del resto de su carrera como jugador. La temporada de Phoenix terminó antes que la de los Oaks, y Martin fue llamado al club matriz. [19] [20] Aunque no jugó mucho, Martin ganó dos juegos con dobles y fue un éxito instantáneo entre los fanáticos en Oaks Park. [21]

Cuando no jugaba, Martin siguió de cerca a Stengel, queriendo saber por qué el entrenador tomó las decisiones que tomó. Esto impresionó a Stengel, quien durante su tiempo como jardinero de los New York Giants había tratado de aprender de su manager, John McGraw. Stengel y Martin se acercaron más en lo que a veces se ha descrito como una relación padre-hijo: Stengel no tenía hijos y Martin había sido abandonado por su padre. [22] Según el biógrafo de Martin, Peter Golenbock, "los dos hombres, el chico punk y el jugador de béisbol de antaño, desarrollarían un vínculo que no se rompería en una década. Unirlos era su profundo amor por el béisbol. " [23]

Martin entró en la lista de los Oaks en 1948, pero tardó en conseguir tiempo de juego regular, ya que los Oaks tenían un ex jugador de Grandes Ligas en cada posición y Stengel no quería usar a Martin hasta que el joven pelotero estuviera listo. En cambio, el gerente hizo que Martin se sentara en el banco junto a él mientras señalaba los matices del juego. Martin también aprendió sobre la vida dentro y fuera del campo de sus compañeros de equipo. [22]

Stengel asignó a jugadores veteranos para trabajar con Martin y ser su compañero de habitación en los viajes por carretera de Mel Duezabou, un estudiante del arte de batear con un promedio de bateo de ligas menores de por vida superior a .300, quien mejoró a Martin en el plato. Más adelante en la temporada, Duezabou fue reemplazado por Cookie Lavagetto, un compañero de cuadro y ex estrella de los Dodgers que pudo ayudar a Martin con el fildeo y aconsejarlo sobre qué esperar en las Grandes Ligas. A medida que las lesiones agotaron a los jugadores habituales de los Oaks, Martin aumentó su tiempo de juego y terminó la temporada con un promedio de bateo de .277, 3 jonrones y 42 carreras impulsadas. Se convirtió en un líder de equipo, activo en peleas en el campo y un fuerte y fuerte Jinete de banco molesto en una era en la que un jugador a menudo tenía que lidiar con una serie de insultos desde el banquillo del equipo contrario. Los Oaks ganaron el banderín de la PCL y los playoffs de la Governors 'Cup. La recompensa de Martin por el campeonato fue un auto nuevo, comprado por Laws, pero para su angustia, la recompensa de Stengel fue el trabajo del gerente con los Yankees de Nueva York, dejando a Martin sintiéndose abandonado. [24] Estaba especialmente desanimado porque su deseo de toda la vida fue ser un yanqui. [25]

El reemplazo de Stengel con los Oaks fue Charlie Dressen. Muy conocedor del juego, Dressen inicialmente desconfiaba de Martin como favorito de Stengel, pero fue conquistado por el arduo trabajo del segunda base y el deseo de aprender. [26] La educación de Martin continuó con Dressen, ya que aprendió cosas como el arte de robar señales y aprendió a tratar de forzar al otro equipo a cometer errores decisivos en el juego. [27] Aunque el equipo no jugó tan bien como en 1948, Martin mejoró sus estadísticas, bateando .286 con 12 jonrones y 92 carreras impulsadas. [28] [29] Al mismo tiempo, Stengel, quien fue dirigiendo a los Yankees al banderín de la Liga Americana de 1949 y un triunfo de la Serie Mundial, habló de Martin a la prensa de Nueva York, lo que llevó a muchos a asumir que pronto sería un Yankee. El 13 de octubre de 1949, Martin y su compañero Oak Jackie Jensen fueron adquiridos por los Yankees. [30]

Años yanquis (1950-1957) Editar

La cobertura de prensa de la venta de Martin [b] por los Oaks a los Yankees lo descartó como un "infielder utilitario", llamándolo "Alfred M. Martin", un nombre que detestaba. [32] Estaba entre esos jugadores más jóvenes de los Yankees, incluidos Whitey Ford, Yogi Berra y Mickey Mantle, quienes se reportaron en febrero de 1950 a un campamento de instrucción previo a la primavera en Phoenix para trabajar en los fundamentos bajo la mirada de Stengel. [33] Martin esperaba convertirse en el segunda base titular de los campeones mundiales defensores de los Yankees, pero el titular, Jerry Coleman, acababa de ganar el premio al Novato de la Liga Americana. Al presentarse a los entrenamientos de primavera en St. Petersburg, Florida, se destacó por su descaro cuando menos, cuidando de corregir a la prensa sobre cómo referirse a él. [34]

Confiado en la protección de Stengel, Martin a veces desafió a entrenadores de los Yankees como Frank Crosetti y Jim Turner, pero se ganó a la mayoría de sus compañeros de equipo al mostrar su deseo de aprender y ganar, objetivos consistentes con el "estilo Yankee", ese logro individual era insignificante en comparación a la victoria del equipo. [35] Martin hizo su debut en las Grandes Ligas el 18 de abril de 1950, Día Inaugural, para los Yankees cuando visitaban a los Medias Rojas de Boston en el Fenway Park, como bateador emergente insertado en la octava entrada con los Yankees abajo, 9–4, con dos hombres en base. Martin pegó un doble al Green Monster en el jardín izquierdo para impulsar a los corredores. Los Yankees dieron vueltas y en su segundo turno al bate de la entrada, conectó sencillo con las bases llenas para impulsar dos carreras más, la primera vez en la historia de las Grandes Ligas que un jugador consiguió dos hits en una entrada en su juego de debut. A pesar de la hazaña, Martin no se convirtió en un jugador de todos los días, sino que se sentó junto a Stengel en el banquillo, escuchando y aprendiendo. Cuando jugaba, rápidamente se convirtió en el favorito de la multitud del Yankee Stadium, y le seguirían siendo leales por el resto de su vida. [36]

A pesar de su comienzo estelar, Martin fue poco utilizado por los Yankees en 1950 y 1951, ya que Coleman siguió siendo el segunda base titular. Martin fue enviado a las ligas menores en mayo de 1950 para darle la experiencia de juego cotidiana, una decisión con la que no estaba de acuerdo, y así le dijo al gerente general de los Yankees, George Weiss, un arrebato que Martin siempre creyó que envenenaba la relación entre él y el frente del equipo. oficina. Fue llamado después de un mes, pero permaneció mayormente en el banco, con solo 39 apariciones en el plato para los Yankees en 1950, bateando .250. Los Yankees volvieron a ganar el banderín y barrieron a los Filis de Filadelfia en la Serie Mundial de 1950, en la que Martin no jugó y Coleman fue el Jugador Más Valioso. [37] [38] Después de la temporada, con la Guerra de Corea enfurecida, el joven de 22 años fue reclutado en el ejército, pero obtuvo una baja por dificultades después de dos meses, algo que lo hizo menos héroe en West Berkeley. Fue dado de baja a fines de abril y se reincorporó a los Yankees, pero fue utilizado con moderación. El novato del año Gil McDougald absorbió el tiempo de juego en la segunda base que Coleman no utilizó. Martin, vistiendo el uniforme número 1 de los Yankees por primera vez, [c] bateó .259 en 51 juegos. Martin ayudó a sacar al jardinero novato Mickey Mantle de su caparazón, presentándolo a la vida nocturna de Nueva York. En la Serie Mundial de 1951, que los Yankees ganaron en seis juegos sobre los Giants, Martin no bateó, pero fue insertado como corredor emergente en el Juego Dos con los Yankees liderando por una carrera después de perder el Juego Uno. Martin anotó una carrera segura crucial en la victoria de los Yankees, evadiendo la etiqueta del receptor, Roy Noble, y después del juego fue señalado para elogios por el manager de los Giants, Leo Durocher. [39]

La incorporación de Coleman a las fuerzas armadas antes de la temporada de 1952 abrió el camino para que Martin fuera el segunda base regular de los Yankees. Su debut como tal se retrasó cuando se rompió el tobillo demostrando la técnica de deslizarse a la segunda base en un programa de televisión en marzo, y no fue hasta el 12 de mayo que debutó en la temporada regular. Una vez que lo hizo, bateó .267 en 109 juegos, su nivel más alto como jugador de todos los días, convirtiéndose en la "bujía" que Stengel había buscado para su equipo, dándole energía. Cuando Stengel ofreció $ 100 a cualquier jugador que se dejara golpear por un lanzamiento, Martin ganó $ 300 por el juego. En la Serie Mundial de 1952 contra los Dodgers, Martin consiguió 5 hits en 23 turnos al bate, pero eso incluyó un jonrón de tres carreras para abrir el Juego Dos y empatar la serie. En el cuarto juego, con los Dodgers liderando la Serie dos juegos a uno y amenazando con empatar el juego de una carrera en la quinta entrada, Charlie Dressen, quien estaba entrenando la tercera base de los Dodgers, pidió la jugada apretada. Martin robó la señal y el corredor quedó eliminado cuando la lanzadora Allie Reynolds lanzó un pitcheo, matando el rally. [31] [40] En el séptimo juego, con los Yankees arriba 4-2 en la séptima entrada, dos outs y las bases llenas, Jackie Robinson conectó un elevado pop elevado. Cuando el primera base Joe Collins pareció perder la pelota bajo el sol, Martin corrió desde la segunda base y atrapó la pelota en terreno limpio cerca del plato a solo unos centímetros del césped. [41] Lo más probable es que los tres corredores hubieran anotado si la pelota se hubiera caído, dando a los Dodgers la ventaja en la octava entrada El biógrafo de Martin, David Falkner, calificó la atrapada como "uno de los grandes momentos en la historia de la Serie Mundial". [42]

Como segunda base regular de los Yankees en 1953, Martin vio caer su promedio a .257, pero estableció lo que serían los máximos de su carrera con 149 juegos jugados (146 en la segunda base), 15 jonrones y 75 carreras impulsadas. También fue expulsado por las dos primeras ocasiones en su carrera, una por discutir balones y strikes, la otra por pelear. [31] Con la creciente reputación de Martin como un luchador, los jugadores rivales a menudo se deslizaban a la segunda base con fuerza, con la esperanza de lastimarlo: Stengel declaró, "Billy está siendo golpeado con los bloques más duros de este lado de un campo de fútbol profesional". [43] Sin embargo, terminó segundo en la liga en porcentaje de fildeo entre los segunda base. Los Yankees ganaron su quinto banderín consecutivo, y en la Serie Mundial de 1953, Martin dominó, recolectando 12 hits (empatando un récord de la serie) con 23 bases totales (rompiendo el récord de Babe Ruth de 19) mientras los Yankees vencieron a los Dodgers en seis juegos El hit de Martin en la novena entrada del sexto juego anotó la carrera ganadora. Fue elegido el Jugador Más Valioso de la Serie. [43] Stengel se regocijó, "Míralo. No parece un gran jugador, pero es un jugador increíble. Trata de encontrar algo que no pueda hacer. Tú no puedes". [43]

Hubo investigaciones del Congreso sobre si los atletas y otras personas recibieron un trato preferible para evitar el servicio militar obligatorio y, a principios de 1954, Martin fue reclutado en el ejército, y se le negó su solicitud renovada de baja por condiciones difíciles. Se quejó con un periodista de que le habían dado un trato peor que a sus compañeros soldados, le permitían menos pases de fin de semana y no le permitían jugar en el equipo de béisbol de Fort Ord. [43] Se perdió toda la temporada de 1954, en la que los Yankees, únicamente durante la carrera de Martin con ellos, no ganaron el banderín, y gran parte de la temporada de 1955. Fue trasladado a Fort Carson en Colorado, donde se le permitió vivir fuera de la base. Jugó y dirigió el equipo de béisbol, y ascendió al rango de cabo. En agosto de 1955, un permiso le permitió regresar a los Yankees y, cuando ganaron el banderín, se extendió para la Serie Mundial de 1955. Aunque Martin bateó .300 para la temporada regular y .320 con cuatro carreras impulsadas durante la Serie, los Yankees perdieron ante los Dodgers en siete juegos, y Martin se reprendió a sí mismo por decepcionar a Stengel. Fue dado de baja del ejército a finales de octubre, habiendo sido galardonado con la Medalla de Buena Conducta. [44]

Durante la temporada de 1956, Weiss comenzó a insinuar a los medios de comunicación que Martin era una mala influencia para sus compañeros de juego, especialmente para su compañero de cuarto, Mantle, con quien solía salir de juerga hasta altas horas de la madrugada. Weiss, un hombre digno, no sentía que Martin se ajustara a la imagen que quería para los Yankees, y pudo haberse ofendido por el arrebato del jugador al ser enviado a las menores en 1950. Para 1956, los Yankees estaban desarrollando la siguiente ola de jugadores de cuadro. incluidos Bobby Richardson y Tony Kubek. A Weiss le hubiera gustado cambiar a Martin, pero se desanimó por el hecho de que el segunda base era extremadamente popular entre los fanáticos de los Yankees y con la prensa cubriendo al equipo. [45] Aunque Martin apareció en el Juego de Estrellas de 1956, su única aparición en el Juego de Estrellas como jugador [31], sus habilidades como jugador nunca regresaron por completo después de dejar el ejército. Con Richardson progresando rápidamente en el sistema agrícola de los Yankees, a Martin le preocupaba que sus días con el equipo estuvieran contados. [46] Sin embargo, bateó .264 con nueve jonrones para los Yankees en 1956, [31] y en la Serie Mundial de 1956 contra los Dodgers, Martin jugó bien tanto en el campo como en el plato, consiguiendo el hit que le dio a los Yankees. Los Yankees lideraron definitivamente en el Juego Cuatro para empatar la Serie, y batearon .296 con dos jonrones mientras los Yankees ganaron en siete juegos, terminando así su carrera en la Serie Mundial como jugador con un promedio de bateo de .333. [47]

Weiss advirtió a Martin antes de la temporada de 1957 para evitar problemas, [48] y el jugador de cuadro no hizo nada para ayudar a su propia causa al lesionarse a sí mismo y a Mantle (el MVP reinante) en una colisión intencional entre sus carros de golf mientras jugaban una ronda en un campo. Curso de Florida durante los entrenamientos de primavera. Mientras Martin se recuperaba de esta y otras lesiones, Bobby Richardson jugaba, mostrando un rango de fildeo que Martin ya no poseía. [49] Pero el incidente que le dio a Weiss el margen para cambiar a Martin fue una pelea en el club nocturno Copacabana en Nueva York el 16 de mayo. Aunque fue su compañero yanqui Hank Bauer quien fue acusado de lanzar el primer golpe, Martin creía que Weiss lo culparía. él, y a medida que se acercaba la fecha límite de cambios del 15 de junio, su aprensión y tensión crecieron. Las historias difieren sobre cómo Martin se enteró de que había sido cambiado a los Kansas City A's en la fecha límite de cambios: el biógrafo David Falkner declaró que Martin, fuera de la alineación en el juego en el Estadio Municipal de Kansas City, fue informado por el director de la granja Lee MacPhail, y que Stengel se negó a ver a Martin, pero Martin en su autobiografía alegó que había estado sentado en el bullpen y que Stengel fue a informarle. [50] Marty Appel, en su biografía de Stengel, declaró que Martin fue llamado para ver a Stengel, fue informado del intercambio y Martin culpó al gerente por no haberlo impedido. Según Appel, "nadie había usado el uniforme de los Yankees con más orgullo que Billy, era como una chaqueta de fraternidad para él. Un exilio de dieciocho años estaba comenzando para él, y su tristeza, amargura, melancolía, resentimiento y dolor nunca se desvanecieron realmente." . Su carrera como jugador de cuadro oficial, jugando con seis equipos, ninguno más de un año, y nunca más volver a ver la Serie Mundial, había comenzado ". [51] Entre las consecuencias del intercambio estaba la pérdida de la relación con Stengel, con quien rara vez habló en los años siguientes. [52]

Carrera posterior (1957-1961) Editar

Martin cambió de banquillo después del canje a los Atléticos, y en su primer juego consiguió dos hits, incluido un jonrón de Johnny Kucks de los Yankees. Luego, los Yankees se fueron de la ciudad, sin Martin, quien ahora enfrentaba jugar para un equipo en el séptimo lugar con pocas esperanzas de hacerlo mejor. Bateó .360 en sus primeros diez juegos, pero los Atléticos perdieron nueve de ellos. Aunque Martin bateó .257 con Kansas City, una mejora sobre el .241 que estaba bateando con los Yankees, los Atléticos perdieron 94 juegos, terminando 38 1 ⁄ 2 juegos detrás de los Yankees. [53] Al final de la temporada, Martin fue canjeado a los Tigres de Detroit en un contrato de 13 jugadores, [31] y dijo enojado: "Simplemente no pueden tirarnos [jugadores] de un club a otro sin nosotros teniendo una palabra ". [43]

El mánager de Detroit, Jack Tighe, llamó a Martin "la clave de nuestro futuro". Se esperaba que electrificara al equipo como lo hizo con los Yankees. Sin talento en el campo y Stengel en el banquillo para respaldarlo, Martin no pudo hacer eso, ya que después de un comienzo decente, los Tigres se establecieron en una temporada perdedora y los jugadores se enojaron con las formas de Martin. Los Tigres lo hicieron jugar como campocorto, pero le faltaba el rango y el brazo para lanzar necesitaba ser efectivo, y cometió 20 errores en la temporada. Bateó .255 con siete jonrones, pero los Tigres terminaron quinto, 15 juegos detrás de los Yankees. [54] Después de la temporada, Martin y Al Cicotte fueron cambiados a Cleveland a cambio de Don Mossi, Ray Narleski y Ossie Álvarez. [31]

Con Martin en la segunda base, los Indios terminaron segundos en 1959, cinco juegos detrás de los Medias Blancas de Chicago y por delante de los Yankees en tercer lugar. A pesar del relativamente buen final, Martin estaba amargado, alegando que si el manager Joe Gordon lo hubiera usado correctamente, los Indios habrían ganado el banderín. En agosto, Martin, quien no usaba casco de bateo, fue golpeado en la cabeza por un lanzamiento de Tex Clevenger de los Washington Senators, rompiéndole un pómulo y dándole un miedo inconsciente a ser golpeado nuevamente, disminuyendo su efectividad en el plato. Fue canjeado, después de la temporada, al manager de los Rojos de Cincinnati, Fred Hutchinson, con la esperanza de que Martin pudiera inculcar algo de pelea a su equipo. Aunque no pudo convertir a los Rojos en un ganador con sus habilidades disminuidas, todavía era un luchador en el campo, notoriamente peleando contra el lanzador Jim Brewer de los Cachorros de Chicago el 4 de agosto de 1960. [31] [55] A raíz de su derrota. por Clevenger, los equipos lanzaron a Martin adentro, al igual que Brewer. Después de uno de esos lanzamientos, Martin, en el siguiente, hizo un swing y soltó su bate, aunque aterrizó lejos del montículo de lanzamiento. Cuando salió a recuperarlo, Brewer se acercó, Martin lo golpeó y, en algún momento durante la pelea, un puñetazo rompió el hueso orbital de Brewer, aunque no se sabe si fue Martin quien lo hizo o el lanzador de los Rojos Cal McLish. Martin fue expulsado (su sexta y última expulsión como jugador), y fue suspendido por cinco juegos y multado por el presidente de la Liga Nacional, Warren Giles.Con Brewer fuera de temporada, los Cachorros demandaron a Martin. El litigio se prolongó durante una década y el caso finalmente se resolvió en 1969 por $ 10,000 más $ 12,000 en honorarios de abogados. Martín, quien en la prensa defendió sus acciones como justificadas dado que los lanzadores le tiraron adentro, preguntó: "¿Quieren un cheque o efectivo?" [31] [43] [56]

Aunque Martin jugó 103 juegos para los Rojos en 1960, bateando .246, solo tuvo tres jonrones y 16 carreras impulsadas, y luego de la temporada fue vendido a los Bravos de Milwaukee. [31] Su antiguo mánager con los Oaks, Dressen, lideró a los Bravos, pero ni siquiera él pudo encontrar una posición inicial para Martin. Tuvo sólo seis turnos al bate para los Bravos, sin hits, [57] y el 1 de junio de 1961, fue canjeado a los Mellizos de Minnesota por Billy Consolo. [31] Martin, dada la posición de segunda base titular, comenzó bien y terminó bien para los Mellizos, pero en el medio tuvo una caída prolongada de bateo. [58] Entre los Bravos y los Mellizos, bateó .242 en 1961, su promedio más bajo en toda la temporada. Se presentó a los entrenamientos de primavera de 1962, pero pronto se le acercó el manager Sam Mele, un amigo de toda la vida, y le dijo que el equipo lo había despedido. Ya no podía competir en el campo, la carrera de jugador de Martin terminó a la edad de 32 años. [59]

Martin aceptó una oferta del propietario de los Mellizos, Calvin Griffith, para ser un cazatalentos del equipo. También aceptó un trabajo en Grain Belt Brewery en relaciones públicas. La combinación funcionó bien. Martin demostró ser un evaluador competente de talentos, mientras vendía a los Mellizos en bares de Minnesota. Instó a los Mellizos a contratar al prospecto de pitcheo Jim Palmer, pero Griffith no estaba dispuesto a pagar el bono por firmar de 50.000 dólares que Palmer solicitó, y el lanzador pasó a una carrera en el Salón de la Fama con los Orioles de Baltimore. Con su supervivencia en el béisbol en juego, Martin mantuvo su nariz limpia, su bebida moderada y sus puños abiertos. [60]

Con el consentimiento del manager Mele, Griffith nombró a Martin como entrenador de tercera base antes de la temporada de 1965, lo que llevó a la especulación inmediata de los medios de que cuando los Mellizos pasaran por una mala racha, Martin sería designado como manager. Más tarde, Mele negó tener la sensación de que Martin estaba detrás de su trabajo, y los Mellizos experimentaron pocas rachas perdedoras en 1965, ganando el banderín de la Liga Americana. Martin trabajó con los jugadores para hacerlos más agresivos en las bases. Reconoció el talento del joven Rod Carew y pasó mucho tiempo trabajando con él para convertirlo en un mejor jugador de pelota. [61] Los Mellizos habían intentado intercambiar al campo corto Zoilo Versalles el invierno anterior Martin trabajó en su bateo y carrera de bases y Versalles fue votado como el Jugador Más Valioso de la liga. Aunque los Mellizos perdieron la Serie Mundial de 1965 ante los Dodgers de Los Ángeles en siete juegos, Martin recibió gran parte del crédito por llevarlos allí. [62]

En 1966, Martin dañó sus posibilidades de ascenso al puesto directivo al meterse en una pelea con el secretario itinerante de los Mellizos, Howard Fox. Los Mellizos y los Yankees compartieron un vuelo chárter y los jugadores se pusieron ruidosos. Martin rechazó la solicitud de Fox de que intercediera ante sus ex compañeros de equipo, incluidos Mantle y Ford, para que se callaran. Cuando los Mellizos llegaron a su hotel, Fox tardó en darle a Martin la llave de su habitación, violando la etiqueta habitual del béisbol que el gerente y los entrenadores obtuvieron primero. Cuando Martin lo exigió, Fox se lo tiró, y luego de intercambiar palabras, Martin lo golpeó en la cara. [63] Martin fue multado por Griffith, un amigo de Fox. Cuando Mele fue despedido en 1967, su reemplazo no fue Martin, como se había especulado ampliamente, [64] sino Cal Ermer. [sesenta y cinco]

Los Mellizos comenzaron mal la temporada de 1968 y llamaron a Martin a la oficina de Griffith, esperando que le ofrecieran el trabajo de Ermer. En cambio, el dueño quería convertir a Martin en el mánager de los Denver Bears, el principal afiliado de los Mellizos, en ese momento con un récord de 8-22. Martin se mostró reacio a aceptar, pero lo hizo cuando su esposa Gretchen le dijo que necesitaba demostrar su habilidad como gerente antes de conseguir un trabajo en las ligas mayores. [66] Los Bears comenzaron muy por debajo de .500, pero al final de la temporada tenían un récord ganador. Martin le había dicho al equipo que eran una sola unidad, con él como jefe. Instituyó la agresiva carrera de bases que había usado en Minnesota y se centró en los fundamentos. Cuando el equipo perdió, les dijo a ellos (y a cualquier otra persona al alcance del oído) exactamente por qué habían perdido al antesalista Graig Nettles, quien volvería a jugar para Martin como un jugador de Grandes Ligas, dijo que Martin hizo que los jugadores temieran perder. Los defendió ante el mundo exterior, enfrentándose a los árbitros; fue expulsado de los juegos ocho veces. El equipo tenía 65-50 bajo Martin, y al final de la temporada se especulaba que Martin sería un entrenador de Grandes Ligas en 1969. A pesar de que los dos equipos de expansión de la Liga Americana, los Seattle Pilots y Kansas City Royals, tenían vacantes, [67] y Expresando interés en contratar a Martin, declaró que su lealtad era hacia los Mellizos, quienes habían tenido otra temporada decepcionante. El 11 de octubre de 1968, los Mellizos le dieron a Martin un contrato de un año como gerente. Griffith dijo: "Me siento como si estuviera sentado en un barril de dinamita". [68]

Minnesota Twins (1969) editar

Como entrenador de los Mellizos, Martin continuó con el béisbol agresivo que había instado al equipo como entrenador de tercera base. El equipo perdió los primeros cuatro juegos de la temporada, como visitante, pero llegó a casa con la mayor cantidad de público en el Día Inaugural desde que la franquicia se mudó a Minnesota. Las rachas ganadoras de 5 y 8 juegos en abril colocaron al equipo en el primer lugar en la nueva Liga Americana Oeste y mantuvieron a los fanáticos viniendo al Metropolitan Stadium. Martin estableció un tono de disposición a hacer cualquier cosa para ganar. Cuando el toletero de los Atléticos de Oakland, Reggie Jackson, conectó jonrones en sus primeros dos turnos al bate contra los Mellizos, el lanzador de Minnesota Dick Woodson lanzó un lanzamiento detrás de la cabeza de Jackson. [69] Después de un segundo lanzamiento más cerca de la cabeza de Jackson que del plato, el toletero cargó contra el montículo, provocando una pelea a gran escala, por la cual Jackson culpó más tarde a Martin, quien dijo que había ordenado los lanzamientos. [70]

A pesar de la pelota ganadora, el propietario Griffith estaba menos que enamorado de la conducta de Martin. Griffith quería que Martin se reuniera regularmente con él para hablar sobre el equipo al que Martin aparecía repetidamente durante el tiempo reservado para la siesta diaria de Griffith. Cuando el lanzador Dave Boswell y el jardinero Bob Allison se pelearon afuera del bar deportivo Lindell A. C. en agosto, Martin se unió a la batalla, golpeando repetidamente a Boswell, quien ganó 20 juegos ese año. Martin afirmó que Boswell se había acercado a él primero, lo que Boswell negó. Aunque fue Boswell quien fue multado por el equipo, Griffith consideró despedir a Martin, pero decidió que las victorias en el campo justificaban quedárselo. Los Mellizos ganaron la División Oeste por 9 juegos sobre Oakland, y Boswell ganó 8 juegos en la recta final. [71] [72]

Los Mellizos jugaron contra los Orioles, que habían ganado 109 juegos durante la temporada regular (los Mellizos habían ganado 97) y que fueron dirigidos por Earl Weaver en la Serie de Campeonato de la Liga Americana de 1969 (ALCS). Baltimore ganó los primeros dos juegos de la serie al mejor de cinco en casa, con ambos juegos en entradas extra. En casa para el tercer juego, se esperaba que Martin abriera al lanzador estrella Jim Kaat, pero en su lugar eligió a Bob Miller, quien fue eliminado de la caja en la segunda entrada, y los Mellizos fueron eliminados. [73] [74]

Martin había recibido un contrato de un año para 1969 [75] y pidió un contrato de dos años para 1970 y 1971. Griffith estaba descontento tanto porque Martin no había presentado a Kaat (un amigo suyo) como porque la explicación que había pedido Martin había sido "Porque soy el entrenador". [76] La decisión de Martin era defendible, ya que Kaat había estado luchando contra las lesiones y Miller había ganado durante la carrera por el banderín. [74] Otros eventos durante la temporada, como la pelea con Boswell y Martin expulsando al ex vicepresidente de Estados Unidos Hubert Humphrey del vestuario cuando trató de visitar después de una derrota de los Mellizos, también avergonzaron al equipo. [77] Los ejecutivos de Twins también habían recibido numerosas quejas acerca de que Martin bebía mucho durante los viajes por carretera, y se enojaron cuando Griffith le dijo Tribuna de Minneapolis El columnista Sid Hartman extraoficialmente que los Mellizos estaban pensando en despedirlo. [78] Aunque Martin había llevado al equipo a un título de división, Fox y otros ejecutivos de los Mellizos sintieron que Martin era más problemático de lo que valía y pidieron su despido. Griffith lo despidió el 13 de octubre de 1969. [79] Hubo indignación entre los fanáticos de los Mellizos, y la asistencia, que había sido impulsada por la presencia de Martin y el éxito del equipo, se hundió en 1970. [80] Los Mellizos ganaron su segundo título divisional consecutivo, pero volvió a perder la Serie de Campeonato de la Liga Americana ante Baltimore en tres juegos, esta vez con Kaat lanzando y perdiendo el tercer juego. [81]

Tigres de Detroit (1971-1973) Editar

Martin pasó la temporada de 1970 fuera del béisbol por primera vez desde 1946, pero se quedó en las Ciudades Gemelas como entrevistador para la estación KDWB de Minneapolis. [43] Recibió bocadillos de interés, incluso del propietario de A, Charlie Finley, y cada uno más tarde culpó al otro por no llegar a un acuerdo. Los Tigres de Detroit habían ganado la Serie Mundial en 1968, pero cayeron por debajo de .500 dos años después. El gerente general del equipo, Jim Campbell, sintió que el equipo podría volver a ganar con el gerente adecuado. [82] El 2 de octubre de 1970, Campbell despidió al gerente Mayo Smith y le dio a Martin un contrato de dos años (para 1971 y 1972) con un salario anual de $ 65,000. [83] Martin parecía encajar de forma extraña para los Tigres, dada su reputación de servidumbre bajo Campbell, pero el gerente general sintió que Martin era la chispa que los Tigres necesitaban para volver a la contienda. [72]

Martin fue recompensado con un nuevo contrato de dos años, hasta 1973, con un aumento de salario. [87] En los entrenamientos de primavera, Martin estaba relajado y confiado, sus Tigres eran los favoritos para ganar el Este de la Liga Americana. La temporada empezó tarde, por la huelga de un jugador, y los partidos perdidos no se recuperaron, lo que dejó a los equipos jugando un número desigual de partidos. Una vez que comenzó el juego, Martin volvió a ser el mismo de siempre, reprendiendo a los gerentes rivales y los árbitros desde el dugout, y fue expulsado por ello en el segundo juego de la temporada, contra Baltimore y Weaver. Esta fue su primera expulsión como entrenador de los Tigres. Hubo una reñida carrera por el banderín del Este de la Liga Americana en 1972, cuando los Tigres y los Orioles se unieron a los Yankees y los Medias Rojas en la lucha por el título de la división. [88] Con Detroit ganando, los jugadores hostiles a Martin permanecieron en silencio. La temporada se redujo a un set de tres juegos entre los Tigres y los Medias Rojas, con Boston medio juego por delante. Los Tigres ganaron los dos primeros, aunque perdieron el tercer juego sin sentido, lo que los convirtió en los campeones del Este de la Liga Americana por medio juego. [89]

En la Serie de Campeonato de la Liga Americana de 1972, los Tigres se enfrentaron a los Atléticos de Oakland. Los Tigres perdieron el Juego Uno en entradas extra. Con los Atléticos arriba 5-0 en el Juego Dos, el lanzador de los Tigres Lerrin LaGrow golpeó al veloz campo corto de los Atléticos, Bert Campaneris, en las piernas. Ante una audiencia de televisión nacional, Campaneris lanzó su bate hacia el montículo y se produjo una pelea. Muchos creían que Martin había ordenado que se golpeara a Campaneris. Los Tigres se recuperaron del déficit de 2-0 al ganar los Juegos Tres y Cuatro en Tiger Stadium, pero perdieron el Juego Cinco y la serie. Martin fue elogiado por llevar a los Tigres tan lejos como lo hizo, pero sus opciones de alineación para el Juego Cinco fueron cuestionadas: jugar con el receptor Bill Freehan con un pulgar roto, mientras que un receptor sano, Duke Sims, jugó en el jardín izquierdo en lugar de Horton. Ambas elecciones de Martin estuvieron involucradas en jugadas que resultaron en carreras de A, que un jugador mejor fildeador podría haber evitado. Sin embargo, Martin volvió a recibir un contrato revisado de dos años, hasta la temporada de 1974. [90]

La temporada de 1973 no fue tan exitosa para Martin y los Tigres. Sin embargo, Martin tuvo algunos éxitos, convirtiendo a John Hiller en un cerrador exitoso después de que el lanzador había sobrevivido a un ataque cardíaco, y descubrió que Ron LeFlore en una prisión de Michigan LeFlore continuaría con una exitosa carrera en las Grandes Ligas. Martin quería que Campbell intercambiara algunos veteranos para renovar el equipo, pero Campbell se negó. Martin renunció brevemente durante el entrenamiento de primavera cuando Campbell no mantuvo una multa que le había impuesto a Horton. El conflicto entre facciones dentro del equipo, silenciado por el éxito del equipo en 1972, resurgió cuando el equipo se quedó atrás en la clasificación después de pasar gran parte del verano en una animada carrera a tres bandas con los Orioles y los Yankees. Martin enfureció a Campbell, al propietario John Fetzer y a otros ejecutivos de los Tigres al criticar a la oficina principal en los medios. Campbell había defendido a Martin en el pasado cuando Fetzer expresó su preocupación por el comportamiento de Martin fuera del campo, pero estaba cada vez menos dispuesto a hacerlo. [91]

El 30 de agosto, frustrado porque los árbitros no estaban llamando al lanzador de los Indios Gaylord Perry para spitballs, Martin ordenó a sus lanzadores que hicieran lo mismo y les dijo a los medios lo que había hecho después del juego. Fue suspendido por el presidente de la Liga Americana, Joe Cronin, por violar las reglas de la liga. Esta fue la gota que colmó el vaso para Campbell, quien despidió a Martin antes de que se agotara la suspensión. [92] [72]

Texas Rangers (1973-1975) Editar

—Mike Shropshire, Temporadas en el infierno: con Billy Martin, Whitey Herzog y el peor equipo de béisbol de la historia, los Rangers de Texas 1973-1975 (Edición de 2014), ubicaciones de Kindle 2823–2827

El propietario de los Texas Rangers, Bob Short, era una persona a la que Martin conocía y en quien confiaba desde la década de 1960, cuando Short era ejecutivo de los Mellizos. [93] Después de que Martin fue despedido por los Tigres, Short le dijo a su manager, Whitey Herzog, que despediría a su propia abuela para tener la oportunidad de contratar a Martin. Short, días después, despidió a Herzog y contrató a Martin, provocando el comentario de Herzog: "Estoy despedido, soy la abuela". [43]

Martin enfrentó un serio desafío al tratar de reconstruir un equipo que estaba 47-81 y perdería 105 juegos esa temporada. Ningún lanzador del personal ganó más de nueve juegos ese año, y el equipo tuvo la peor asistencia de fanáticos en el béisbol. Pero Martin sintió que Short lo entendía, y le dieron un contrato de cinco años que no solo lo convirtió en gerente de campo, sino que también le dio los poderes de gerente general. Tendría autoridad completa sobre la lista de 25 hombres y también sería responsable del sistema agrícola. Martin se enfrentó a un clubhouse receptivo, la mayoría de los jugadores habían crecido viéndolo como un Yankee en la televisión. [94] [95]

Durante el invierno de 1973-1974, Martin hizo varios intercambios, trayendo a Ferguson Jenkins de los Cubs a cambio de Bill Madlock. Jenkins y Jim Bibby anclarían al cuerpo de lanzadores. Promovió a Jim Sundberg y Mike Hargrove a los Rangers de las ligas menores inferiores. Short vendió el equipo a Brad Corbett justo antes de que comenzara la temporada de 1974, el nuevo propietario retuvo a Martin como gerente, pero no le permitió el control del roster. [96]

Los Rangers abrieron en el Arlington Stadium contra los dos veces campeones mundiales defensores A's: Martin anunció la serie como el encuentro de los dos mejores equipos del Oeste de la Liga Americana, aunque Las Vegas puso a los Rangers en 50-1 para ganar la división. Los Atléticos ganaron dos de tres, pero todos los juegos estuvieron igualados. Después de ganar una serie en Oakland a fines de abril marcada por un agresivo corrido de bases, los Rangers estaban en primer lugar. Martin enseñó a los Rangers a mejorar su juego y a tener cuidado con su furioso jardinero Tom Grieve luego declaró que hizo que el equipo tuviera miedo de perder. [97]

Los Vigilantes se mantuvieron cerca del liderazgo de la división durante mayo y junio, aunque cayeron al cuarto lugar y ocho juegos en el receso del Juego de Estrellas. Los Rangers mantuvieron la carrera cerrada hasta finales de septiembre, y terminaron segundos, cinco juegos atrás, su récord de 84-76 fue una mejora considerable en 1973. [98] Martin fue nombrado Gerente del Año de la Liga Americana y la asistencia en casa aumentó más del doble. [99]

—Mike Shropshire, Temporadas en el infierno: con Billy Martin, Whitey Herzog y el peor equipo de béisbol de la historia, los Rangers de Texas de 1973-1975 (Edición de 2014), ubicaciones de Kindle 3134–3138

Dada su sólida actuación en 1974 y la reputación de Martin de construir ganadores, los Vigilantes fueron los favoritos en el Oeste de la Liga Americana en 1975 sobre los tres veces campeones mundiales defensores de los Atléticos. Sin embargo, el equipo tuvo un desempeño inferior, Jenkins pasó de 25 victorias a 17 y otros jugadores clave no lo hicieron tan bien como en 1974. Después de un comienzo lento, los Rangers se recuperaron hasta cierto punto, pero cerca de fines de junio se encontraron 12 juegos detrás de los Atléticos. . [99] [100] Las relaciones entre Martin y la oficina central del Ranger se vieron tensas por problemas fuera del campo, incluida la bebida de Martin [101] y el conflicto con algunos de los jugadores, incluido Sundberg. Cuando perdió el control de su equipo, Martin golpeó al secretario itinerante de los Rangers, Bert Hawkins, supuestamente por organizar un club de esposas de jugadores. [102] En julio, después de una disputa con Corbett sobre la posibilidad de fichar al receptor agente libre Tom Egan, Martin dijo a los medios que el propietario, que había hecho una fortuna vendiendo tuberías de plomería, "sabe tanto de béisbol como yo de tuberías". . Corbett comenzó a consultar a los propietarios minoritarios para decidir si despedir a Martin e informó al gerente de esto. Un día después, el 20 de julio, después de que Martin ordenó al locutor del discurso público que tocara "Thank God I'm a Country Boy" durante el tramo de la séptima entrada en lugar de "Take Me Out to the Ball Game" (como Corbett había instruido), él fue despedido. [43] [103]

Primera etapa con los Yankees (1975-1978) Editar

1975 y 1976 Editar

Martin no estuvo mucho tiempo sin trabajo. Dos semanas después de que Texas despidiera a Martin, el manager Bill Virdon fue despedido por los Yankees. El ex segunda base de los Yankees fue contratado para tomar su lugar, marcando la primera vez que Martin usa un uniforme de los Yankees desde el intercambio de 1957. Algunos jugadores y escritores han llegado a la conclusión de que durante mucho tiempo había hecho campaña por el puesto de los Yankees. Lo que está fuera de discusión es que después de que Martin fuera despedido por Texas, el gerente general de Nueva York, Gabe Paul, actuando en nombre del propietario George Steinbrenner, rápidamente se puso en contacto con Martin. Pronto se llegó a un acuerdo, y Martin regresó oficialmente al Bronx el 1 de agosto. Paul y Steinbrenner, conscientes de las inclinaciones conductuales de Martin, creían que podían mantener a Martin bajo control. No solo escribieron cláusulas de buena conducta en el contrato de Martin, sino que también eligieron al cuerpo técnico ellos mismos. [104]

—Billy Martin al ser contratado por los Yankees de Nueva York, 1975. [105]

Con pocas posibilidades de atrapar a los Medias Rojas en primer lugar, Martin pasó el resto de la temporada de 1975 evaluando a su equipo, cultivando la prensa y preparándose para 1976. En ese momento, Paul era el jefe operativo de la franquicia que Steinbrenner había sido suspendido del béisbol. por el comisionado Bowie Kuhn luego de su condena por hacer contribuciones ilegales a la campaña de reelección de 1972 de Richard Nixon, pero continuó tomando decisiones (como la contratación de Martin) entre bastidores. [106] Con Martin al timón, los Yankees terminaron 30-26 en sus últimos 56 juegos de la temporada de 1975 y terminaron la temporada en tercer lugar, donde estaban cuando él asumió el mando. [31]

Martin trabajó con Paul durante la temporada baja para deshacerse de jugadores como Bobby Bonds y Doc Medich, obteniendo a cambio a Mickey Rivers, Willie Randolph y otros. [107] La ​​temporada de los Yankees de 1976 fue probablemente la más libre de problemas como entrenador de Grandes Ligas. Martin se hizo querer por sus jugadores rápidamente al ganar efectivamente un juego en Milwaukee. Señaló que el árbitro de primera base, casi desapercibido, pidió tiempo muerto justo antes de un aparente grand slam ganador del juego por parte de Don Money. [108] Steinbrenner había regresado al timón de los Yankees cuando Kuhn acortó su suspensión durante el entrenamiento de primavera, pero no interfirió con el manejo de Martin, contento de sentarse y ver cómo los Yankees continuaban ganando. [109]

Los Yankees ganaron el Este de la Liga Americana por 11 juegos sobre Baltimore, asegurando su primera aparición en postemporada desde 1964. En la Serie de Campeonato de la Liga Americana de 1976, jugaron contra Kansas City. Correr bases agresivas, además de maniobras en el banco que pueden haber causado que el antesalista de los Reales George Brett cometiera dos errores cruciales, ayudaron a Nueva York a ganar el Juego Uno, pero Kansas City ganó dos de los tres siguientes. La elección de Martin de Ed Figueroa para lanzar el decisivo Juego Cinco en el Yankee Stadium fue controvertida ya que Figueroa no había lanzado bien al final de la temporada y había perdido el Juego Dos, pero estaba en buena forma y ayudó a los Yankees a una ventaja de 6-3 en el octava entrada, cuando Brett empató el juego con un jonrón de tres carreras. Martin no dejó que el jonrón lo perturbara y tuvo un intercambio verbal con el siguiente bateador, John Mayberry, que ayudó a despertar a los Yankees de su asombrada incredulidad ante el jonrón de Brett. El primera base de los Yankees, Chris Chambliss, condujo el primer lanzamiento de la parte baja de la novena por encima de la pared del jardín derecho, lo que le valió a los Yankees su primer banderín desde 1964 y a Martin el primero como mánager. [110] Los Yankees se enfrentaron a los campeones mundiales defensores Reds en la Serie Mundial de 1976 y perdieron en cuatro juegos consecutivos. Martin fue expulsado del cuarto juego, en el Yankee Stadium, después de lanzar una pelota de béisbol hacia el árbitro Bruce Froemming, el único yanqui en ser expulsado de un juego de la Serie Mundial. [111]

Temporada de campeonato de 1977

En la temporada baja, Steinbrenner buscó contratar al jardinero agente libre Reggie Jackson, convencido de que agregaría fuerza a la mitad de la alineación de los Yankees. Steinbrenner cortejó al toletero, lo llevó a almorzar en el Club 21 y caminó con él por las aceras de Manhattan mientras los fanáticos llamaban a Jackson, instándolo a convertirse en Yankee. Aunque Nueva York no hizo la oferta más alta, Jackson firmó con el equipo. [112] Las fuentes registran las opiniones de Martin sobre la firma de Jackson de manera diferente: Pennington declaró que Martin no se opuso y le dijo a Steinbrenner que podría usar un jardinero derecho, [113] mientras que Golenbock consideró a Martin "ciertamente no quería a Reggie ", sintiendo que Jackson era demasiado prima donna, que podría rebelarse contra la autoridad del gerente y ser" más difícil de manejar que un toro en un rodeo ". [114] Falkner escribió que si bien Martin no Considera que Jackson satisface las necesidades del equipo, no se opuso. Tanto Martin como Paul afirmaron que una vez que Bobby Grich fue contratado por los Angelinos de California, Martin apoyó la contratación de Jackson. [115] Sin embargo, Martin estaba amargado porque Steinbrenner llevó a Jackson a restaurantes famosos cuando no había invitado a Martin a almorzar, a pesar de que el gerente estaba pasando la temporada baja en la cercana Nueva Jersey. [116]

Cuando los Yankees perdieron seis de los primeros ocho juegos de la temporada de 1977, Steinbrenner convocó reuniones separadas con los jugadores, el gerente y la prensa, y le dijo a Martin que era mejor que el equipo cambiara las cosas o podría esperar ser despedido. . Steinbrenner le contó a la prensa lo que le había dicho a Martin. En mayo, [117] Jackson alienó a la mayoría de sus compañeros de equipo al decir en una entrevista que él, en lugar del respetado capitán del equipo, Thurman Munson, era "la gota que colma el vaso" del equipo. [118] Martin bebía mucho y dejó de fumar brevemente en los entrenamientos de primavera luego de una discusión con Steinbrenner, quien era, según Falkner, "el dueño cuya idea de 'manos a la obra' era un dominio absoluto". [119] Los vínculos de Jackson con Steinbrenner, quien le había dado su contrato, hicieron que Martin no pudiera disciplinar al toletero. Golenbock señaló,

Durante el resto de la temporada, Billy Martin tendría que pasar la mayor parte de su tiempo preocupándose por los egos de George Steinbrenner y Reggie Jackson en lugar de concentrarse en dirigir a su equipo. Su mayor dolor de cabeza sería el jugador favorito de George. Billy sabía lo que tenía que hacer para controlar a Reggie Jackson, pero era impotente para hacerlo mientras George Steinbrenner protegiera a Jackson. [120]

La cuestión de si la disputa entre Martin y Jackson involucró un elemento racial ha dividido a los jugadores de los Yankees y a los que han escrito sobre el equipo de 1977. En su autobiografía de 2013, Jackson afirmó que sí, y que Martin y algunos yanquis blancos contarían chistes racistas. Entre los yanquis negros que estuvieron allí cuando Martin estuvo, Elliott Maddox estuvo de acuerdo con Jackson, pero otros, como Chambliss, negaron que hubiera racismo. [121]

Noticias diarias titular de la última página, 19 de junio de 1977 (p. 120)

Las tensiones entre Martin y Jackson explotaron en la televisión nacional el 18 de junio en Fenway Park, el Juego de la Semana del sábado por la tarde de NBC, con los Yankees medio juego detrás de los Medias Rojas. Martin sacó a Jackson del campo a mitad de la entrada (reemplazándolo con Paul Blair) por no apresurarse en un elevado de campo poco profundo de Jim Rice, lo que le permitió a Rice llegar a la segunda base. Los entrenadores Elston Howard y Yogi Berra tuvieron que impedir que Martin, extremadamente enojado, se peleara con Jackson en el dugout, escenas que NBC muestra en todo el país. Steinbrenner estaba convencido de que debía despedir a Martin, pero las negociaciones negociadas por el receptor suplente Fran Healy aseguraron una tregua. Sin embargo, los rumores de que Martin sería despedido, algunos originados por Steinbrenner, continuarían durante toda la temporada. [122] Todo esto sucedió a la luz de los periódicos de Nueva York y, con el público firmemente del lado de Martin, Steinbrenner detuvo su mano. [123] Según Appel en su historia de los Yankees, "el equipo estaba ganando, los torniquetes hacían clic y los Yankees dominaban las páginas deportivas". [124]

Los Yankees jugaron contra los Reales nuevamente en la Serie de Campeonato de la Liga Americana de 1977, los equipos dividieron los dos primeros juegos, en el Yankee Stadium, y los Reales ganaron el Juego Tres en Kansas City. Necesitando ganar dos partidos seguidos como visitantes para ganar el banderín, los Yankees ganaron el Juego Cuatro, y Martin envió a la banca a Jackson desde la alineación titular en el Juego Cinco, sintiendo que no golpeó bien al lanzador de los Reales Paul Splittorff. En la octava entrada, con los Yankees perdiendo 3-1, Martin colocó a Jackson como bateador emergente y Jackson conectó un sencillo al relevista Doug Bird para impulsar una carrera. Los Yankees anotaron tres carreras en el noveno para ganar su segundo banderín consecutivo, 5-3. [128]

La Serie Mundial de 1977 fue contra los Dodgers de Los Ángeles. En el Juego Uno en Nueva York, los Yankees ganaron 4-3 en 12 entradas con un sencillo de Blair, quien había reemplazado a Jackson al final del juego por razones defensivas. [129] Los Yankees perdieron el segundo juego, y en el día libre antes del tercer juego en el Dodger Stadium, hubo más conflicto en la prensa entre Martin y Jackson. Una conferencia en la habitación de hotel de Gabe Paul suavizó las cosas, y los Yankees ganaron los Juegos Tres y Cuatro, pero perdieron el Juego Cinco para enviar la serie de regreso a Nueva York. Antes del sexto juego, los Yankees anunciaron que a Martin se le otorgaría una bonificación y un contrato extendido, aliviando algo de la intensa presión sobre él; los medios de comunicación habían informado que sería despedido si los Yankees perdían la Serie Mundial. Jackson, a quien Munson apodó burlonamente el Sr. invadió el campo tras el lanzamiento final. Jackson y Martin fueron entrevistados para televisión abrazados. [130] Golenbeck señaló que Martin "había peleado contra los otros equipos de la liga, peleó con su jugador estrella y peleó con su dueño, que no respetaba a nadie". [131] Según Appel, "sería el único campeonato mundial de la carrera de entrenador de Martin, y fue uno doloroso". [132]

1978 y primera salida Editar

Los acontecimientos de 1977 colocaron a Martin entre las celebridades más destacadas de Nueva York, un estatus que mantendría hasta su muerte, ya que los titulares de los periódicos se referían a "Billy" sin temor a que los lectores malinterpretaran a quién se refería. Se le vio en la vida nocturna de la ciudad, a menudo con diferentes mujeres jóvenes, en un momento en que su segundo matrimonio se estaba desintegrando después de años de confusión. [133] También obtuvo numerosos acuerdos de patrocinio, pero cobró los cheques en lugar de pagar impuestos sobre ellos. Como resultado, estaría bajo un escrutinio constante del Servicio de Impuestos Internos durante la última década de su vida. [134] Paul se fue para dirigir a los Indios después de la temporada de 1977 y fue reemplazado por Al Rosen. La salida de Paul eliminó uno de los amortiguadores entre Martin y Steinbrenner Martin culpó al propietario por la interferencia constante durante la temporada. [135]

No hubo alivio del conflicto cuando comenzó la temporada de 1978, con Mickey Rivers en la banca después de parecer holgazanear después de un fly ball, y un altercado provocado por el alcohol entre los miembros del equipo en un avión que ayudó a poner fin a los Yankees volando en aerolíneas comerciales en favor de los vuelos chárter. Steinbrenner culpó a Martin por no mantener la disciplina. Martin no creía en intentar regular la conducta de los jugadores fuera del campo, algo que había aprendido de Casey Stengel. Las lesiones de varios jugadores, incluido gran parte del personal titular, hicieron que los Yankees no comenzaran la temporada tan bien como el año anterior. A mediados de junio, los Yankees estaban siete juegos detrás de los Medias Rojas y Steinbrenner estaba impaciente. Martin estuvo sometido a un estrés extremo durante gran parte del verano en medio de repetidos rumores de que lo despedirían. [136]

Para el 17 de julio, los Yankees estaban 13 juegos detrás de Boston. Ese día, contra los Reales, Jackson llegó al plato en la parte baja de la décima entrada con Munson en la base y Martin puso el toque. Después de que Jackson cometió una falta en el primer lanzamiento, se quitó la señal y se le ordenó a Jackson que se alejara. Jackson trató de tocar los siguientes dos lanzamientos y saltó. Martin furioso quería que Jackson fuera suspendido por el resto de la temporada después del juego, pero acordó suspender a Jackson por cinco juegos después de consultar con la alta gerencia. Las cosas llegaron a un punto crítico cuando Jackson regresó. Jackson dijo a los periodistas que no sabía por qué Martin lo había suspendido. Martin también se enteró, del dueño de los White Sox, Bill Veeck, que Steinbrenner había estado tratando de arreglar un intercambio de gerentes con los White Sox mientras insistía públicamente en que Martin terminaría la temporada de 1978. El plan requería que el manager de los White Sox, Bob Lemon, fuera a los Yankees, con Martin sucediendo a Lemon en Chicago. Sin embargo, el trato no se hizo y Lemon fue despedido posteriormente por Veeck. Martin dijo a los reporteros de Jackson y Steinbrenner (refiriéndose a las contribuciones ilegales de este último a Nixon), "Los dos se merecen el uno al otro. Uno es un mentiroso nato y el otro es condenado". [137] [138]

Al día siguiente, 24 de julio de 1978, [43] Martin anunció que se haría a un lado por razones de salud en una emotiva conferencia de prensa. Lo hizo siguiendo el consejo de su asesor legal desde hace mucho tiempo, el juez de Louisiana Eddie Sapir, quien concluyó más temprano ese mismo día que los Yankees casi con seguridad lo despedirían por causa justificada. Al dimitir por motivos de salud, Martin obligó a Steinbrenner a cumplir su contrato. Steinbrenner reemplazó a Martin por Lemon. Hubo considerable enojo entre los fanáticos de los Yankees por la partida forzada de Martin, y hacia Steinbrenner algunos poseedores de boletos de temporada los quemaron afuera del Yankee Stadium. [139]

Billy II: Segunda temporada con los Yankees (1979) Editar

Steinbrenner casi de inmediato tuvo dudas sobre la partida de Martin, y las negociaciones para su regreso, incluidas las reuniones entre los dos, comenzaron dos días después de la renuncia. Al principio, el plan era que Martin regresara en 1979, trabajando en otra parte de la organización hasta entonces, pero Rosen sintió que Lemon, quien reemplazó a Martin, necesitaba recibir un año completo. Las conversaciones se mantuvieron en silencio con éxito, y en el Día de los Veteranos en el Yankee Stadium, el 29 de julio de 1978, Martin fue presentado como el gerente de los Yankees para 1980 y luego por el locutor Bob Sheppard, recibiendo una ovación de la multitud que supuestamente era solo superado por Lou Gehrig en su retiro en 1939. Sin embargo, Golenblock creía que podría haber sido mayor, y dijo: "Los fanáticos gustó Gehrig. Ellos amado Billy ". [140]

La recontratación fue solo un compromiso verbal, y hasta cierto punto dependía de que Martin no se metiera en problemas, lo que no hizo. Durante la temporada baja, Martin se enfrentó a puñetazos con Gaceta de Reno el reportero Ray Hagar mientras visitaba la ciudad como invitado del equipo de baloncesto Reno Bighorns. Steinbrenner insistió en que Martin podría regresar a los Yankees solo si no había una condena ni un acuerdo extrajudicial, y esto ocurrió, aunque el dinero probablemente cambió de manos entre bastidores. En el ínterin, los Yankees, bajo Lemon, habían tenido un regreso dramático para ganar la división, el banderín y su segunda Serie Mundial consecutiva sobre los Dodgers. [141]

En 1979, los Yankees tuvieron un comienzo lento con Lemon. Las lesiones de Jackson y Gossage, y los jugadores clave que demostraron ser menos efectivos que el año anterior, hicieron tambalear a los Yankees. Steinbrenner despidió a Lemon el 18 de junio y trajo de vuelta a Martin. Los Yankees no mejoraron y la muerte de Munson en un accidente de avión privado el 2 de agosto devastó al equipo. Los Yankees tenían marca de 34-30 cuando Martin se hizo cargo y terminó 89-71, en cuarto lugar. [142] Después de la temporada, Martin se peleó con el vendedor de malvaviscos Joseph Cooper en un hotel en Minneapolis. Cooper dijo que Martin no debería haber ganado su premio al Manager del Año de la Liga Americana, que él creía que debería haber sido para Dick Williams o Earl Weaver. Martin, en su autobiografía, respondió burlándose de la profesión de Cooper y en el proceso lo enfureció hasta el punto en que Cooper desafió a Martin a una pelea. Martin respondió apostando $ 500 a que podía vencer a Cooper y procedió a hacerlo. [143] Ante la presión de la oficina del comisionado para hacer algo sobre la conducta de Martin fuera del campo, Steinbrenner lo despidió cinco días después. [144] [145]

Oakland Athletics Editar

Martin no obtuvo ningún interés inmediato después de ser despedido por los Yankees, pero en febrero de 1980, el dueño de Oakland, Charlie Finley, trató de contratarlo. Los Atléticos habían caído lejos de su apogeo en el campeonato a principios de la década de 1970, ya que Finley se había negado a aceptar los crecientes salarios de la agencia libre. En 1979, el equipo tenía 54-108 (.333), el segundo peor récord en el béisbol, y empató menos de 4.000 por partido en casa. Con la esperanza de revivir la franquicia, Finley se dirigió a Martin. [146] [147] [148] Si bien el trabajo trajo a Martin de regreso a sus raíces en East Bay, era muy consciente de que podría ser su última oportunidad, tanto por el conflicto que lo rodeaba como por su falta de éxito con los Yankees de 1979. . [149] [150]

Los Atléticos de 1980 tuvieron pocos sobresalientes, y muchos de los jugadores jóvenes estaban asombrados con Martin: algunos que luego se convirtieron en estrellas le dieron crédito a Martin por haberlos desarrollado. Hizo que Rickey Henderson robara solo en señales hasta que Henderson aprendió a leer a los lanzadores en su cuerda y luego Martin soltó a Henderson. [151] Según Pennington, "bajo la tutela de Billy, Henderson se convirtió en el mejor bateador inicial y ladrón de bases en la historia de las Grandes Ligas". [152] Muchos en el béisbol se sorprendieron al encontrar los Atléticos a sólo dos juegos y medio detrás de los Kansas City Royals, muy favorecidos, a fines de mayo. Los Atléticos terminaron segundos en la División Oeste de la Liga Americana con un récord de 83–79. A pesar de que estaban 14 juegos detrás de los Reales, la mejora de 29 juegos fue suficiente para ganar a Martin el premio al Gerente del Año. La asistencia al Oakland-Alameda County Coliseum aumentó en más de 500,000, un aumento del 175%, lo que permitió a Finley vender el equipo a un mejor precio. [151]

Los nuevos propietarios, la familia Haas, propietarios de Levi Strauss, no tenían experiencia en el béisbol. Le dieron a Martin el título adicional de director de desarrollo de jugadores, con total autoridad sobre el lado del béisbol de la operación, convirtiéndolo efectivamente en su propio gerente general. [153] Martin trajo su estilo de juego agresivo, que fue apodado "Billyball" por un periodista deportivo a principios de la temporada de 1981. El nombre pegó la marca registrada de los A más tarde. Los Atléticos estaban en 20-3 (.870) a principios de mayo, Martin apareció en la portada de Tiempo revista, y la rotación de cinco hombres estaba en la portada de Deportes Ilustrados. [154] Mike Norris, Rick Langford, Matt Keough, Steve McCatty y Brian Kingman tuvieron una efectividad acumulada de 1.42. También lanzaron 94 juegos completos, de lejos la mayor cantidad en la Liga Americana, en parte porque Martin no confiaba en su bullpen no probado. Fue aplaudido por los fanáticos del béisbol en todo el país incluso cuando fue expulsado de un juego y suspendido por la liga durante una semana por patear al árbitro. El impulso de Oakland finalmente fue detenido por la huelga de las Grandes Ligas de 1981, que cerró el béisbol durante casi dos meses a mitad de temporada. La temporada se dividió en dos mitades, los líderes de la división en el momento de la huelga (en el Oeste de la Liga Americana, los Atléticos) para jugar contra los ganadores de la segunda mitad (los Reales) en una serie de división especial. Los Atléticos ganaron en tres juegos consecutivos para enfrentar a los Yankees en la Serie de Campeonato de la Liga. La oportunidad de vencer a los Yankees significó mucho para Martin, y Steinbrenner, al ver el éxito de Oakland, declaró en privado que podría haber sido demasiado rápido para despedir a Martin después del incidente del vendedor de malvaviscos. Pero la alineación y el cuerpo de lanzadores veteranos de Nueva York pudieron dominar a los Atléticos cuando los Yankees barrieron la serie en tres juegos. [155] [156]

Con el mejor récord combinado en la Liga Americana y el segundo mejor récord combinado en todo el béisbol en 1981, las expectativas eran altas para los Atléticos en 1982. Sin embargo, la temporada no fue bien para los Atléticos, quienes nunca superaron los .500. . Tenían un récord de 17-14 (.548) después de una victoria el 10 de mayo, [157] luego se enfriaron. Para el receso del Juego de Estrellas a mediados de julio, estaban 38-50 (.432), doce juegos atrás en el sexto lugar, [158] muy lejos de la carrera por el banderín. [156] Ninguno de los lanzadores abridores igualaría su forma de 1981, y ninguno lo haría, lo que llevó a acusaciones de historiadores y estadísticos del béisbol de que Martin abrevió sus carreras al abusar de ellos en 1981. [159] En 2006, Rob Neyer estimó que los cuatro Los mejores abridores del equipo de 1981 lanzaron entre 120 y 140 lanzamientos por juego completo, una gran carga de trabajo para lanzadores tan jóvenes como lo había sido la rotación de los Atléticos en 1981.[156] Los Atléticos terminaron en 68-94 (.420), quinto en el Oeste de la Liga Americana, fácilmente el peor récord de temporada completa de la carrera gerencial de Martin. [31]

El 20 de octubre de 1982, tres semanas después de que terminara la temporada, los Atléticos lo despidieron con tres años restantes en su contrato. Aunque los Haase no responsabilizaron a Martin por la debacle en el campo, estaban cada vez más preocupados por su comportamiento fuera del campo y temían que se volviera inestable. Los incidentes incluyeron una cantidad considerable de alcohol y viajes con una amante mientras viajaban. La gota que colmó el vaso llegó cuando Martin destrozó su propia oficina después de que los oficiales del equipo le negaron un préstamo para pagar una deuda tributaria. Se ha especulado que Steinbrenner le había asegurado a Martin que sería el manager de los Yankees en 1983 si lograba que Oakland lo despidiera, y es posible que haya estado actuando con ese fin. [160] [161]

Pasos restantes con los Yankees Editar

Los Yankees habían terminado quintos en 1982, su primer récord perdedor en la era Steinbrenner, al hacerlo con tres gerentes: Lemon, Gene Michael y Clyde King, todos despedidos por Steinbrenner. [162]

El 11 de enero de 1983, los Yankees anunciaron que Martin había sido contratado como gerente bajo un contrato a largo plazo. Permanecería en la nómina de los Yankees por el resto de su vida. [163] Jackson se había marchado a los Angelinos de California, pero otros Yankees de los primeros años de Martin permanecieron, como Randolph y Ron Guidry, y el equipo había agregado jugadores fuertes como Dave Winfield y Don Baylor. Steinbrenner se había comprometido a no intervenir, pero, como el equipo tuvo problemas a principios de temporada, reanudó su segunda conjetura sobre Martin, tanto directamente como por filtración a los medios. A medida que las relaciones entre el propietario y el gerente se deterioraron, Martin tuvo conflictos con los reporteros y una pelea con un cliente en un bar de Anaheim. [164]

Durante la temporada de 1983, Martin estuvo involucrado en uno de los juegos de temporada regular más controvertidos, conocido como el incidente del alquitrán de pino, cuando Martin desafió un jonrón de George Brett alegando que la cantidad de alquitrán de pino en el bate infringía las reglas. Brett fue descartado y el jonrón anulado ya que esto ocurrió con dos outs en la parte alta de la novena, terminó el juego con los Yankees liderando 4-3. El presidente de la Liga Americana, Lee MacPhail, falló a favor de la protesta de los Reales. El juego se reanudó unas semanas más tarde con Kansas City liderando 5-4 y dos outs en la mitad superior de la novena. Al comienzo del juego reanudado, Martin trató de protestar alegando que Brett había perdido una base. Los árbitros habían anticipado esto y habían obtenido una declaración jurada del equipo que había trabajado en el juego original diciendo que Brett había tocado todas las bases. Los Yankees no jugaron tan bien durante y después de la distracción del Pine Tar Game, y se quedaron más atrás de los Orioles, líderes de la división. [165] Los Yankees terminaron segundos, 91–71, [31] siete juegos detrás de los Orioles. El 16 de diciembre, Steinbrenner destituyó a Martin como mánager, le dio una asignación de exploración y lo reemplazó con Berra. [166] [167]

Los Yankees terminaron terceros bajo Berra, 17 juegos detrás de los Tigres. Cuando, al comienzo de la temporada de 1985, Steinbrenner prometió que Berra seguiría siendo el técnico durante toda la temporada, se especuló de inmediato que Martin regresaría en la primera oportunidad. Al final resultó que, Steinbrenner despidió a Berra después de 16 juegos y lo reemplazó con Martin. [168] Dijo Martin, "George y yo tenemos la mejor relación que he tenido con él". [169] Con una temporada de Jugador Más Valioso de Don Mattingly y un gran esfuerzo de Rickey Henderson, quien había sido adquirido por los Yankees, el equipo jugó bien durante todo el verano, llegando a un juego y medio de los Azulejos de Toronto líderes de la división. el 12 de septiembre. Luego perdieron ocho en fila, y cuando los Yankees quedaron fuera de la carrera, según Pennington, "Martin pareció derretirse". [170] El 22 de septiembre de 1985, mientras estaba en el bar de un hotel en Baltimore, Martin luchó contra uno de sus lanzadores, Ed Whitson, que era más grande, más pesado y entrenado en artes marciales. Martin sufrió una fractura en el brazo. [171] Los Yankees se recuperaron para ganar 97 juegos, pero terminaron dos juegos detrás de los Azulejos, eliminados en el penúltimo día de la temporada. El 27 de octubre de 1985, Martin fue despedido nuevamente como gerente de los Yankees, reemplazado por el jugador de los Yankees Lou Piniella. [172] Sin embargo, Steinbrenner, creyendo que Martin podría traer nuevamente un campeonato a los Yankees y, temiendo que pudiera hacerlo en otra parte, aumentó el salario de Martin, el cuatro veces gerente de los Yankees rechazó las lucrativas ofertas de los Medias Blancas y los Indios. [173]

Steinbrenner mantuvo a Martin como un asesor cercano en 1986 [174] era formalmente parte del personal de transmisión bajo su contrato de servicios personales, que el propietario extendió para que Martin ahora ganara más de $ 300,000 por año, una suma que probablemente no igualaría como gerente en otra parte. Steinbrenner sentía un afecto considerable por Martin y quería que no tuviera preocupaciones financieras. [175] Martin había querido durante mucho tiempo que los Yankees retiraran a su número 1. Steinbrenner, que busca mantener feliz a su pasado y futuro manager, estuvo de acuerdo, y Billy Martin Day tuvo lugar en el Yankee Stadium el 10 de agosto de 1986. [176] En la ceremonia, durante la cual el número fue retirado y Martin recibió una placa en Monument Park, dijo: "Puede que no haya sido el mejor yanqui que jamás se haya puesto el uniforme, pero estaba más orgulloso". [43]

Nueva York terminó segundo detrás de los Medias Rojas en 1986, pero nunca estuvo realmente en la contienda y terminó cuarto en 1987. Después de la temporada, se le pidió a Piniella que aceptara un ascenso a gerente general para que Steinbrenner pudiera convertir a Martin en gerente por quinta vez en 1988. [177] A pesar de las expectativas mínimas, Martin hizo que los Yankees de 1988 tuvieran un buen comienzo. Sin embargo, en la noche del 7 de mayo, Martin estuvo involucrado en una pelea en un club nocturno del área de Dallas en la que salió peor. Ya previendo el final, y con problemas matrimoniales, el 30 de mayo, Martin fue expulsado de un juego contra los Atléticos, arrojando tierra sobre el árbitro Dale Scott. Martin fue suspendido por tres partidos y multado por la liga. Sin embargo, el sindicato de árbitros pensó que esto era demasiado indulgente. Los jefes de equipo de la Liga Americana anunciaron que Martin sería expulsado tan pronto como saliera del dugout de los Yankees. [178] [179] Un mes después, Steinbrenner despidió a Martin, citando "una combinación de factores" para explicar su decisión [180] Pennington sugirió que, si bien muchos fanáticos de los Yankees empezaron a hablar por radio enojados por el despido de Martin, hubo menos indignación que había habido en la década de 1970, y una mayor preocupación por Martin como persona. Se convirtió en asesor especial de Steinbrenner, aunque en la práctica no tenía funciones y rara vez visitaba Nueva York. [181]

Piniella regresó como manager, pero fue despedido al final de la temporada de 1988 después de que los Yankees jugaran menos de .500 durante su segunda temporada. Steinbrenner lo reemplazó con Dallas Green. Los Yankees vieron poco éxito con Green en 1989, y fue despedido en agosto, reemplazado por Bucky Dent. [182] Steinbrenner no estaba convencido de que Dent pudiera llevar a los Yankees de regreso a un campeonato, y planeaba tener a Martin a mano como gerente en espera en caso de que Dent fallara en 1990. Al parecer, le dijo a Martin sobre esto durante una reunión de noviembre en el Yankee Stadium. . Poco después, Martin se puso en contacto con varios de sus ex entrenadores y les dijo que estuvieran listos para unirse a él para un sexto mandato como gerente con los Yankees. [183]

Martin todavía era un consultor especial de Steinbrenner cuando murió en un accidente de un solo vehículo a baja velocidad el día de Navidad de 1989. Su vehículo chocó contra una alcantarilla de drenaje cerca de la entrada de la entrada a su granja en Port Crane, al norte de Binghamton, Nueva York. Fue declarado muerto en un hospital de Johnson City, Nueva York. [1]

También estaba presente en el vehículo esa noche el amigo de Martin, Bill Reedy, que había estado bebiendo con Martin en un bar local y que resultó gravemente herido en el accidente. Al principio, Reedy declaró que había conducido el vehículo con Martin como pasajero, pero después de enterarse de que Martin había muerto, cambió su historia y dijo que había mentido para proteger a Martin de las consecuencias de una condena por conducir ebrio. Fue condenado en un juicio con jurado por conducir con un nivel de alcohol en sangre de .10, fue multado y su licencia suspendida. [184] Un juicio civil posterior también determinó que él era el conductor. [185] Golenbock, quien escribió su libro después del juicio penal pero antes del civil, estaba convencido de que Martin era el conductor. [186] En esto, se unió a los hijos de Martin y algunos de sus amigos cercanos, como Mickey Mantle, quienes creían que Martin no habría permitido que otro lo llevara esa noche. [187] Los biógrafos de Martin señalan deficiencias en la investigación policial. [185] [188] [189] Pennington señaló que aquellos que creen que Martin era el conductor son la minoría. Se vio a Reedy sosteniendo las llaves del auto cuando los dos salieron del bar, y las posiciones de los hombres cuando llegaron los rescatistas indicaron que Reedy era el conductor. [187] No se realizó ninguna autopsia, supuestamente debido a la oposición de la viuda de Martin y del médico forense de la ciudad de Nueva York de Steinbrenner Michael Baden se le permitió examinar el cuerpo. [190]

Martin fue elogiado por el cardenal John O'Connor en la catedral de San Patricio, Nueva York, antes de su entierro en el cementerio Gate of Heaven en Hawthorne, Nueva York. Su tumba se encuentra a unos 150 pies (46 m) de la de Babe Ruth, en la Sección 25. El siguiente epitafio, dicho por Martin en su ceremonia de retiro de números en el Yankee Stadium en 1986, aparece en la lápida: Puede que no haya sido el mejor yanqui en ponerme el uniforme, pero sí el más orgulloso. Steinbrenner y el ex presidente de los Estados Unidos Richard Nixon, junto con muchos grandes de los Yankees de Nueva York, asistieron al funeral de Martin. [191]

Equipo Año Temporada regular Postemporada
Juegos Ganado Perdió Victoria % Terminar Ganado Perdió Victoria % Resultado
MIN 1969 162 97 65 .599 1 ° en AL Oeste 0 3 .000 ALCS perdidos (BAL)
MIN total 162 97 65 .599 0 3 .000
DET 1971 162 91 71 .562 2do en AL Este
DET 1972 156 86 70 .551 1 ° en AL Este 2 3 .400 Lost ALCS (ROBLE)
DET 1973 134 71 63 .530 despedido
DET total 452 248 204 .549 2 3 .400
TEXAS 1973 23 9 14 .391 6 ° en AL Oeste
TEXAS 1974 160 84 76 .525 2do en AL Oeste
TEXAS 1975 95 44 51 .463 despedido
TEX total 278 137 141 .493 0 0
NYY 1975 56 30 26 .536 3 ° en AL Este
NYY 1976 159 97 62 .610 1 ° en AL Este 3 6 .333 Serie mundial perdida (CIN)
NYY 1977 162 100 62 .617 1 ° en AL Este 7 4 .636 Ganó la Serie Mundial (LAD)
NYY 1978 94 52 42 .553 despedido
NYY 1979 95 55 40 .579 4 ° en AL Este
ROBLE 1980 162 83 79 .512 2do en AL Oeste
ROBLE 1981 60 37 23 .617 1 ° en AL Oeste 3 3 .500 Lost ALCS (NYY)
49 27 22 .551 2do en AL Oeste
ROBLE 1982 162 68 94 .420 5 ° en AL Oeste
ROBLE total 433 215 218 .497 3 3 .500
NYY 1983 162 91 71 .562 3 ° en AL Este
NYY 1985 145 91 54 .628 2do en AL Este
NYY 1988 68 40 28 .588 despedido
Total de NYY 941 556 385 .591 10 10 .500
Total [192] 2266 1253 1013 .553 15 19 .441

Bill James señaló que "Billy Martin, por supuesto, mejoró a todos los equipos que dirigió en su primer año en el control, generalmente por grandes márgenes. En uno o dos años, todos esos equipos estaban listos para deshacerse de él". [193] Según Chris Jaffe en su libro sobre la evaluación de los gerentes de béisbol, "Martin era el gerente perfecto para contratar si deseaba una mejora inmediata y el peor gerente para un equipo que busca el éxito sostenido". [194] Parte de esto, argumentó Jaffe, se debió a que Martin "haría lo que fuera necesario para ganar ese día y no se preocuparía por los efectos secundarios negativos en el futuro", incluso si eso significaba una carrera más corta para sus jugadores. [195] La subsecuente ineficacia de los jóvenes lanzadores abridores en los Atléticos de 1981 es citada por Jaffe como un ejemplo de esto, otros incluyen al lanzador Catfish Hunter, quien completó todos los juegos que inició excepto uno durante la temporada parcial de Martin con los Yankees de 1975, y que fue nunca fue el mismo lanzador después de ese año, y Ferguson Jenkins con Texas en 1974, quien lanzó 29 juegos completos para los Rangers, y quien declinó a partir de entonces. Una actitud similar impregnaba su uso de lanzadores de relevo: "quería a quien quería cuando quería sin preocuparse por mantener los brazos bien descansados". [196]

En 1988, Elias Sports Bureau proclamó a Martin como el mejor entrenador en la historia de las Grandes Ligas, basándose en un modelo que encontró que los equipos de Martin ganaron 7.45 juegos más por año de lo que deberían haber predicho las estadísticas, más alto que cualquier otro entrenador. [197] Fue el primer entrenador en haber llevado a cuatro equipos diferentes a la postemporada, una hazaña que no se igualaría hasta 2012 ni mejoraría hasta 2020, momento en el que la postemporada se había expandido enormemente desde la época de Martin. [198] Martin trató de tomar al otro equipo por sorpresa, usando técnicas como robar a casa, una vez que dos Mellizos robaron a casa en diferentes lanzamientos del mismo al bate, con el toletero Harmon Killebrew en el plato. Robar a casa es una táctica que probablemente no tenga éxito, pero Martin la hizo funcionar y sus equipos mejoraron. Jaffe señaló que con Minnesota en 1969, Martin puso fin a tácticas tan arriesgadas mucho antes del final de la temporada, momento en el que había establecido el tono que quería tanto con su equipo como con sus oponentes. [199] Según Jimmy Keenan y Frank Russo en su biografía de Martin para la Sociedad para la Investigación del Béisbol Estadounidense (SABR), "Jugó el juego duro y no puso excusas por la forma en que se manejaba dentro o fuera del campo. Mucha gente , incluido su jefe intermitente, George Steinbrenner, consideraba a Martin un genio del béisbol por la forma intuitiva en que manejaba sus equipos ". [43]

El gerente del Salón de la Fama Tony La Russa dijo de él, "sin reservas, llamaría a Billy el gerente de campo más brillante que he visto en mi vida. No tenía rival. Ninguno de nosotros se sintió a la altura de él". [200] Stengel declaró en una entrevista un mes antes de su muerte en 1975, "Es un buen gerente. Puede ser un poco egoísta acerca de algunas cosas que hace y puede pensar que sabe más sobre béisbol que cualquier otra persona y no lo haría". Sorpréndeme si tenía razón ". [43] Cuando se le preguntó por qué había admirado a Martin como jugador, Stengel respondió: "Si agradar a un niño que nunca te decepcionó es favoritismo, entonces me declaro culpable". [43] James consideró a Martin como el tercer mánager más exitoso de la década de 1970, detrás de Sparky Anderson y Earl Weaver, y el más controvertido. [201] Pennington también señaló que aquellos que despidieron a Martin por su comportamiento fuera del campo hicieron todo lo posible para elogiar lo que había hecho en el campo. Campbell, por ejemplo, dijo que "de línea de falta en línea de falta, Billy hizo un buen trabajo", [202] mientras que los Atléticos le dijeron a Sapir que "no encontraremos un mejor entrenador" que Martin. [203]

Falkner señaló que lo que Martin quería era "ganar, punto", y lo citó diciendo: "Yo jugaría contra Hitler, Mussolini y Tojo en mi equipo si pensara que eso me ayudaría a ganar". [204] Willie Randolph dijo: "Siempre sabías que si llegabas a la octava o novena entrada y estabas empatado o una carrera hacia abajo, Billy encontraría la manera de ganar". [204] Falkner señaló, "quería ganar, eso era todo. Y durante el tiempo que estuvo en el juego, todos lo sabían. Y ganó". [205] Jaffe sugirió que la persona con la que Martín era más parecido no era ningún otro entrenador de béisbol, sino Hernando Cortez, el conquistador que quemó sus propios barcos después de llegar a México, obligando a sus soldados a conquistar o morir. "Ese era Billyball, al estilo del siglo XVI". [206]

Pennington creía que Martin era una persona de su tiempo: "En la era de varios canales ESPN de 24 horas, el parloteo incesante de la radio deportiva y las omnipresentes cámaras de los teléfonos inteligentes, Billy no podía existir. Al menos no como un gerente de béisbol empleado ". [207] Pennington sugirió, sin embargo, que si Martin hubiera nacido 20 años después, sus amigos lo habrían confrontado por su problema con la bebida en la época de Martin, tales cosas se ignoraban con mayor frecuencia. Pennington cree que la reputación de Martin de pelearse y beber lo ha mantenido fuera del Salón de la Fama, incluso si otros gerentes que están en el Salón, como Weaver y Leo Durocher, se metieron en peleas y a veces bebieron en exceso, no adquirieron la misma reputación. por esas cosas como lo hizo Martin. [208] Golenbock sugirió que el alcoholismo de Martin, junto con su orgullo de ser un yanqui, lo mantenía en una relación con Steinbrenner que lo mantenía dispuesto a intentar manejar al equipo una y otra vez, a pesar de la difícil relación con el dueño. [209]

Martin se casó cuatro veces y tuvo dos hijos, una hija llamada Kelly Ann y un hijo llamado Billy Joe. Su primer matrimonio fue con Lois Berndt, quien era la madre de Kelly Ann. Ella se divorció de él en 1955, después de que él hubiera impugnado la acción durante más de un año alegando que era católico. [210] Se casó con Gretchen Winkler en 1961. Billy Joe nació de ese matrimonio del que se divorciaron sus padres en 1979. [210] Se casó por tercera vez, con Heather Ervolino, mientras administraba en Oakland, pero nunca le fue fiel. y finalmente se casó con su amante, la fotógrafa independiente Jillian Guiver, en enero de 1988. [211]

Heather Ervolio demandó a Martin en 1986 por $ 500,000 con el objetivo de detener su desalojo de la casa de lujo que compartieron durante cinco años. Ella alegó que Martin comenzó a verla cuando ella tenía 16 años y todavía estaba casado con su segunda esposa, Gretchen Winkler, y luego la abandonó abruptamente. [212] Ella alegó que este era un patrón de comportamiento de Martin, que había abandonado a su anterior esposa Jill en un bar para casarse con Heather en 1982. [213] Después de su muerte, la disputa entre los hijos de Martin y su viuda Jill se convirtió en una historia destacada. en los periódicos de Nueva York. Los hijos de Billy y otros familiares alegaron que Jill estaba ocultando su herencia y, en protesta, varios miembros de la familia se negaron a asistir a su funeral. [213]

Martin y Steinbrenner aparecieron juntos en la serie "Tastes Great. Less Filling!" comerciales de cerveza Miller Lite. En uno, filmado en 1978, durante los últimos días de la primera temporada de Martin con los Yankees, Steinbrenner despide a Martin, quien dice: "Oh, no otra vez". [214] En pocas semanas, Martin se vio obligado a dimitir por la declaración de "uno es un mentiroso nato y el otro condenado". El comercial se emitió nuevamente en junio de 1979, luego del regreso de Martin para dirigir a los Yankees por segunda vez, pero con Steinbrenner diciendo "Estás contratado". [214]

En 1978, Martin se interpretó a sí mismo en la película de televisión de CBS. Uno en un millón: la historia de Ron LeFlore. [215] Martin fue un locutor invitado en el ring inaugural de WrestleMania en marzo de 1985. [216] El 24 de mayo de 1986, en el final de temporada de Sábado noche en directoEl co-presentador Martin fue "despedido" por el productor ejecutivo Lorne Michaels por estar "borracho" en una parodia, arrastrando las palabras. En represalia, Martin prendió fuego al camerino, una escena preparada como un suspenso para la temporada siguiente. [217]

En 1978, Martin y el agente deportivo Doug Newton abrieron "Billy Martin's", una boutique de ropa occidental en la ciudad de Nueva York. [218] Newton compró Martin en 1982 y la tienda permaneció abierta hasta 2010. [219]

Pennington, escribiendo más de 20 años después de la muerte de Martin, explicó: "Billy era amado porque representaba un sueño americano tradicional: la libertad. Vivía independiente de las reglas. Se opuso al sistema. Le dijo a su jefe que lo empujara".A menudo ". [220] El biógrafo se quejó de que Martin, en la era de los videoclips y ESPN, ha sido reducido a una caricatura: el hombre que pateó tierra a los árbitros, luchó con Reggie Jackson en un dugout y que siempre estaba siendo contratado y despedido, algo que ignora un historial de logros tanto como jugador como como entrenador. [200] Appel señaló: "Nunca hubo un Yankee más orgulloso. O uno más complicado ". [221]

James escribió: "Supongo que se podría decir lo mismo de Billy Martin o de Richard Nixon. Si no hubiera sido tan inseguro, podría haber resistido los excesos autodestructivos que gradualmente lo destruyeron". [222] Pennington, quien cubrió a los Yankees como reportero de un periódico de 1985 a 1989, describió a Martin como "sin lugar a dudas uno de los más magnéticos, entretenidos, sensibles, humanos, brillantes, generosos, inseguros, paranoicos, peligrosos, irracionales y desquiciados". gente que había conocido ". [223] Golenbock, quien coescribió la autobiografía de Martin, dijo de él, "pero debido a que Billy era un alcohólico que bebía y peleaba públicamente, y debido a que el hombre para quien trabajaba destruyó su reputación a través de constantes denigraciones públicas y despidos, es posible que nunca únete al salón sagrado donde debería ser colocado junto a su mentor, Casey Stengel ". [224]

Mike Lupica del Noticias diarias escribió que "los fanáticos de los Yankees nunca parecían verlo borracho, o desagradable, o como el sapo de Steinbrenner, como lo hacían otros. Miraron para otro lado, una y otra y otra vez. Siempre lo vieron como Billy the Kid". [225] Pennington señaló que los nuevos propietarios de la granja de Martin a veces encuentran fanáticos que quieren ver dónde murió, o monumentos improvisados ​​junto a la carretera donde ocurrió el accidente. [226] La tumba de Martin ha sido muy visitada por los fanáticos de los Yankees, a veces antes de conducir hasta el Bronx para ver un juego en casa. [227] Andrew Nagle, quien supervisó el cementerio, dijo que "la gente quiere dejar algún reconocimiento de lo que él significó para ellos. No soltamos a las personas que nos tocaron. Es lo mismo con Billy Martin. déjalo ir. No lo olvidarán ". [228]


Ver el vídeo: Almuerzo en la escuela: Niños aprenden bien alimentados en Lao (Enero 2022).