Nuevas recetas

9 historias aterradoras de fogatas que te harán soltar tus S'mores

9 historias aterradoras de fogatas que te harán soltar tus S'mores

Cuando el sol se pone sobre el horizonte, un frío abrasador recorre el aire. Todo está en silencio, excepto por los pocos animales nocturnos que cantan sus misteriosas melodías nocturnas. El único calor y luz que recibirás es el resplandor de tu fogata.

Haga clic aquí para ver las 9 historias aterradoras de fogatas (presentaciones de diapositivas)

Mientras asas malvaviscos para hacer s'mores y el fuego crepita en el aire, se enciende una linterna y una risa espeluznante rompe el silencio ensordecedor. Sorprendido, miras a tus compañeros campistas en busca de respuestas y escuchas esa vieja línea de apertura familiar:

"¿Alguna vez has escuchado la historia de ..."

Para aquellos que disfrutan del aire libre, desconectarse de la vida y dirigirse a las colinas literales es un asunto que implica un montón de diversión en los brazos de la naturaleza. Desde la pesca con mosca hasta las caminatas por el bosque, los campistas se divierten sin la ayuda de la tecnología, y una forma clásica de pasar el tiempo alrededor de la fogata es contar historias de miedo. Algunas historias de fogatas han estado dando vueltas durante décadas, contadas en diferentes iteraciones a través de diferentes culturas, tomando prestado tanto de la imaginación como de la leyenda.

Tomemos, por ejemplo, la historia del Hombre Enganchado, que causa estragos asesinos en los jóvenes amantes, una historia con raíces tanto en la ficción como en la realidad. O la espeluznante historia sobre la joven que misteriosamente llevaba una cinta amarilla alrededor de su cuello para ocultar un profundo y oscuro secreto.

Estos cuentos de terror, ya sean hechos a partir de cuentos populares utilizados para enseñar una lección a los niños o simplemente de la mente depravada de algunos escritores de terror asombrosos, sirven para hacer que su experiencia de campamento desconectado sea más divertida. Así que mientras asa su pescado fresco sobre el fuego o simplemente prepara unos deliciosos s'mores, ¡guarde estas pequeñas historias en su bolsillo trasero para pasar un rato divertido y espantoso!

Descubrimiento de la fiesta de la cena

Dos hermanas viajaban cuando se encontraron con mal tiempo en Cape Cod y su coche se averió. Buscando refugio de la tormenta, la pareja caminó hasta una casa abandonada y decidió esperar hasta la mañana para que la remolcaran. Durante la mitad de la noche, fueron despertados por una figura brillante de un marinero junto a la chimenea que no funcionaba. Pensando que estaban soñando, las hermanas se volvieron a dormir. Cuando despertaron, encontraron algas y agua salada junto a la chimenea. Finalmente, consiguieron un remolque hasta la ciudad y descubrieron que la casa en la que dormían en realidad era propiedad de un hombre que se ahogó. Cuando un extraño se ofreció a enviar las algas a un museo para su análisis, los resultados fueron escalofriantes ... Las hermanas luego fueron a una cena donde conocieron a un conservador del museo que se ofreció a probar las algas que habían encontrado. Días después, recibieron una nota que decía ...

El goteo

Esta historia cuenta la estremecedora historia de una niña sola en la casa con un grifo que gotea. La historia cuenta que sus padres le compraron un perro antes de irse y la niña permitió que el perro durmiera junto a su cama para protegerse. La noche que la dejaron sola, un grifo que goteaba hizo que se despertara varias veces, revisando el baño y encontrando el grifo que goteaba que se paraba. Cada vez que regresaba a su cama, colocaba su mano sobre el costado de la cama para una reconfortante lamida en la mano de su protector peludo. Después de levantarse varias veces más para encontrar ningún grifo con fugas, escuchó el ruido proveniente de su armario. Abrió la puerta a una escena horrible ...


14 mejores historias de fogatas (aterradoras / divertidas / espeluznantes)

Sentarse alrededor de una fogata en la oscuridad es un momento perfecto para contar historias. Las historias de este artículo están diseñadas para diferentes experiencias de campamento y diferentes grupos de campistas. Elija una de nuestras historias de miedo sobre fogatas para niños mayores y adultos, o una divertida historia sobre fogatas para niños más pequeños. Nuestras historias de fogatas de fantasmas seguramente darán escalofríos a todos los oyentes. Elija la historia perfecta para cualquier edad de nuestra lista de historias de fogatas.

Las historias de fogatas son mejores si se cuentan de manera dramática, el uso de diferentes voces y efectos de sonido aumentan el miedo. Algunas de estas historias pueden extenderse para hacerlas aún más aterradoras. ¡Sé creativo y diviértete!


Una guía para acampar en el patio trasero: trucos de S & # 8217mores e historias de fogatas incluidas

Asar malvaviscos sobre una fogata

Foto de Priscilla Du Preez en Unsplash

Los cantos de los pájaros de la mañana están en marcha, el verde ha comenzado a asomarse del suelo, y el deseo de acurrucarse alrededor de una fogata está creciendo en muchas mentes. Pero en este momento, acampar en su campamento favorito no es una opción. En un esfuerzo por combatir la propagación de COVID-19, el DNR de Minnesota ha cerrado todos los campamentos hasta al menos el 1 de mayo. Pero eso no significa que no puedas ser creativo y montar un campamento en tu propio patio trasero. Simplemente se necesita imaginación y un poco de tiempo para reunir suministros. Con estos consejos, comenzará su temporada de campamento en casa en poco tiempo. Así que desempolva tu tienda y agarra los malvaviscos.

Empiece por hacer una caminata

Sumergirse en la naturaleza y respirar un poco de aire fresco ayudará a inspirar el ambiente de campamento. Todos los parques estatales y centros naturales todavía están abiertos para el uso de senderos para caminatas, aunque la mayoría de los edificios del parque están cerrados hasta nuevo aviso.

Las mejores opciones incluyen las 18 millas de senderos a lo largo del río Minnesota en el Parque Estatal Fort Snelling y los circuitos multiterreno a través de praderas y bosques en la Reserva del Parque Lake Elmo. (Aquí se pueden encontrar más lugares hermosos para hacer caminatas). Además, todos los parques estatales, junto con otras áreas de recreación al aire libre, han renunciado a sus tarifas de entrada durante este tiempo. Solo asegúrese de practicar el distanciamiento social mientras está en los senderos y llame de antemano para asegurarse de que el parque no haya alcanzado su capacidad. Las horas pico en este momento son de 11 a.m. a 3 p.m. de lunes a viernes y todo el día los fines de semana, según el Departamento de Recursos Naturales de Minnesota. Para obtener la información más actualizada, visite dnr.state.mn.us/covid-19.html

Configurar campamento en casa

  • Refugio: Salga y busque una superficie plana para desempacar su tienda. (Con un poco de tiempo extra de sobra estos días, ahora es el momento perfecto para que todos aprendan exactamente cómo montar una tienda de campaña correctamente). Póngase cómodo con sacos de dormir cómodos, mantas y almohadas, y si se siente más como glamping, agregue acolchado adicional con colchones de aire, tapetes para yoga o tapetes de espuma para jugar. (Estar a solo unos pasos de casa significa que no tiene que preocuparse por cuánto carga). Si no tiene una tienda de campaña, opte por dormir bajo las estrellas, en una hamaca o hacer un santuario tipi acogedor con mantas y palos.
  • Ambiente: Coloque luces dentro de su tienda de campaña y, si hay árboles cercanos, cuelgue linternas de papel o luces parpadeantes.

Cocinar al aire libre

  • Cena: Recoge un poco de leña y enciende una fogata. Asa perritos calientes, salchichas, hamburguesas o una gran cantidad de cenas calientes en paquetes de papel de aluminio directamente sobre el fuego. O invierta en un horno holandés y cocine comidas deliciosas como chili, descuidos o pizza.
  • Postre: Ningún viaje de campamento está completo sin asar malvaviscos sobre la fogata para hacer s'mores. Para darle un toque especial, pruebe un bote banana. Simplemente corte la cáscara de un lado, retire un poco de plátano para dejar espacio, agregue sus aderezos de s'mores favoritos, luego envuélvalo en papel de aluminio y caliéntelo brevemente sobre el fuego. ¿Otro giro? Llenar un cono de waffle con mini malvaviscos y trozos de chocolate, envolver en papel de aluminio, calentar, disfrutar. (Y tenga cuidado al manipular el papel de aluminio caliente).

Actividades del plan

  • Historias de fogatas: No todas las historias de fogatas deben centrarse en cuentos aterradores. Después de todo, no hay nada tan relajante como relajarse y conversar con sus seres queridos sobre el calor de una fogata crepitante. Túrnense para intercambiar sus recuerdos favoritos de campamentos o inicie las conversaciones jugando juegos como Veinte preguntas o Nombra esa melodía. Si surge la necesidad de asustar, toma la linterna y comparte clásicos terroríficos como "Bloody Mary" o una leyenda más familiar, "A Grave Problem". Estas historias de fogatas, y muchas más, se pueden encontrar aquí. (Para darle un giro a Minnesota, el autor local Benjamin Percy publicó recientemente un libro de cuentos espeluznantes, Bosque suicida.)
  • Estudio de las estrellas: Tómate el tiempo para mirar hacia arriba. Si es una noche despejada, puede ver constelaciones como la Osa Mayor, que incluye el famoso Big Dipper. Busque el contorno de una cuchara o una taza con un mango largo, y desde allí se vuelve más fácil ver la imagen del “gran oso” al que se parece. (La copa es el pecho del oso, y el mango largo es parte de la cabeza del oso.) Una vez que ubique la Osa Mayor, se sorprenderá de lo rápido que cobra vida el resto del cielo nocturno. Utilice esta guía para saber qué buscar.
  • Juegos: Los juegos de mesa y de cartas siempre son divertidos, y ahora, a solo unos pasos de casa, es el momento perfecto para jugar en el jardín. Lanzamiento de bolsas de frijoles, golf de escalera y Yardzee son los favoritos. Para algo un poco fuera de lo común, use pintura de jardín para hacer su propio juego Twister al aire libre. O bien, aproveche la oscuridad de la noche y conviértase en inteligente con las barras luminosas, preparando una rayuela que brille en la oscuridad o un juego de lanzamiento de anillos.

Otros consejos

Resista la tentación de volver a entrar. Empaca todo lo que vas a necesitar, porque para tener la experiencia completa de acampar, querrás quedarte al aire libre y abrazar la naturaleza. Pero si necesita hacer un bocadillo, no lo juzgaremos.

¿No puede acampar en su patio trasero? Recree casi todos estos consejos para acampar en el patio trasero dentro de su sala de estar o sótano.

Que te diviertas. Aproveche al máximo la imposibilidad de acampar en un campamento. Claro, no es exactamente lo mismo, pero la singularidad creará buenos recuerdos durante un momento difícil.


Contenido

Una creencia generalizada sobre los fantasmas es que están compuestos de un material brumoso, aireado o sutil. Los antropólogos relacionan esta idea con las creencias tempranas de que los fantasmas eran la persona dentro de la persona (el espíritu de la persona), más notable en las culturas antiguas como el aliento de una persona, que al exhalar en climas más fríos aparece visiblemente como una niebla blanca. [3] La creencia en los fantasmas se encuentra en todas las culturas del mundo, por lo que las historias de fantasmas pueden transmitirse oralmente o por escrito. [1]

La historia de la fogata, una forma de narración oral, a menudo implica contar historias de fantasmas u otras historias de miedo. [4] Algunas de las historias tienen décadas de antigüedad, con diferentes versiones en múltiples culturas. [5] Muchas escuelas e instituciones educativas fomentan la narración de fantasmas como parte de la literatura. [6]

En 1929, se identificaron cinco características clave de la historia de fantasmas inglesa en "Algunas observaciones sobre las historias de fantasmas" de M. R. James. Como resumió Frank Coffman para un curso de literatura imaginativa popular, fueron: [7]

  • La pretensión de la verdad
  • "Un terror agradable"
  • Sin derramamiento de sangre o sexo gratuito
  • Sin "explicación de la maquinaria"
  • Escenario: "los de la época del escritor (y del lector)"

La introducción de las revistas pulp a principios del siglo XX creó nuevas vías para la publicación de historias de fantasmas, y también comenzaron a aparecer en publicaciones como Buen cuidado de casa y El neoyorquino. [8]

Ejemplos tempranos Editar

Los fantasmas en el mundo clásico a menudo aparecían en forma de vapor o humo, pero en otras ocasiones se los describía como sustanciales, apareciendo como habían sido en el momento de la muerte, completos con las heridas que los mataron. [9] Los espíritus de los muertos aparecen en la literatura ya en Homero Odisea, que presenta un viaje al inframundo y el héroe se encuentra con los fantasmas de los muertos, [1] así como el Antiguo Testamento en el que la Bruja de Endor llama al espíritu del profeta Samuel. [1]

El juego Mostellaria, del dramaturgo romano Plauto, es la obra más antigua conocida que presenta una vivienda encantada, y a veces se traduce como La casa embrujada. [10] Otro relato temprano de un lugar embrujado proviene de un relato de Plinio el Joven (c. 50 d. C.). [11] Plinio describe el embrujo de una casa en Atenas por un fantasma encadenado, un arquetipo que se volvería familiar en la literatura posterior. [1]

Los fantasmas aparecían a menudo en las tragedias del escritor romano Séneca, quien más tarde influiría en el resurgimiento de la tragedia en el escenario del Renacimiento, particularmente Thomas Kyd y Shakespeare. [12]

El Las mil y una noches, a veces conocido como Noches árabes, contiene una serie de historias de fantasmas, que a menudo involucran jinn (también deletreado como djinn), ghouls y cadáveres. [13] [14] En particular, la historia de "Ali el Cairene y la casa encantada en Bagdad" gira en torno a una casa embrujada por genios. [13] Otra literatura árabe medieval, como la Enciclopedia de los Hermanos de la Pureza, también contienen historias de fantasmas. [15]

La obra japonesa del siglo XI El cuento de Genji contiene historias de fantasmas e incluye personajes poseídos por espíritus. [dieciséis]

Teatro del Renacimiento inglés Editar

A mediados del siglo XVI, las obras de Séneca fueron redescubiertas por humanistas italianos y se convirtieron en modelos para el resurgimiento de la tragedia. La influencia de Séneca es particularmente evidente en la obra de Thomas Kyd. La tragedia española y de Shakespeare Aldea, los cuales comparten un tema de venganza, un clímax lleno de cadáveres y fantasmas entre el elenco. Los fantasmas en Ricardo III también se asemejan al modelo de Senecan, mientras que el fantasma en Aldea juega un papel más complejo. [1] La sombra del padre asesinado de Hamlet en Aldea se ha convertido en uno de los fantasmas más reconocibles de la literatura inglesa. En otra de las obras de Shakespeare, Macbeth, Banquo asesinado regresa como un fantasma para consternación del personaje principal. [17]

En el teatro del Renacimiento inglés, los fantasmas a menudo se representaban con el atuendo de los vivos e incluso con armaduras. La armadura, obsoleta en la época del Renacimiento, le dio al fantasma del escenario una sensación de antigüedad. [18] El fantasma con láminas comenzó a ganar terreno en el escenario en el siglo XIX porque un fantasma blindado tenía que ser movido por complicados sistemas de poleas o elevadores, y eventualmente se convirtió en elementos clichés del escenario y objetos de burla. Ann Jones y Peter Stallybrass, en La ropa del Renacimiento y los materiales de la memoria, señalan, "De hecho, es a medida que la risa amenaza cada vez más al Fantasma que comienza a ser escenificado no con una armadura sino con alguna forma de 'cortinaje espiritual'". Una observación interesante de Jones y Stallybrass es que "en el punto histórico en el que los propios fantasmas se vuelven cada vez más inverosímiles, al menos para una élite educada, creer en ellos parece ser necesario afirmar su inmaterialidad, su invisibilidad [. ] Las cortinas de los fantasmas deben ser ahora, de hecho, tan espirituales como los mismos fantasmas. Esto es una desviación sorprendente tanto de los fantasmas del escenario del Renacimiento como de los fantasmas teatrales griegos y romanos sobre los que se basaba ese escenario. Los fantasmas del Renacimiento es precisamente su burda materialidad. Se nos aparecen vistiendo conspicuamente ". [18]

Baladas fronterizas Editar

Los fantasmas ocuparon un lugar destacado en las baladas británicas tradicionales de los siglos XVI y XVII, en particular las "baladas fronterizas" del turbulento país fronterizo entre Inglaterra y Escocia. Las baladas de este tipo incluyen La tumba inquieta, La esposa del pozo de Usher, y El fantasma de Sweet William, que presenta el tema recurrente de los amantes o niños muertos que regresan. En la balada Rey Henry, un fantasma particularmente hambriento devora el caballo y los perros del rey antes de obligar al rey a acostarse. El rey luego se despierta para encontrar al fantasma transformado en una hermosa mujer. [19]

Era romántica Editar

Una de las primeras apariciones clave de los fantasmas fue El castillo de Otranto de Horace Walpole en 1764, considerada la primera novela gótica. [20] Sin embargo, aunque la historia de fantasmas comparte el uso de lo sobrenatural con la novela gótica, las dos formas difieren. Las historias de fantasmas, a diferencia de la ficción gótica, suelen tener lugar en un momento y lugar cercanos a la audiencia de la historia.

El cuento moderno surgió en Alemania en las primeras décadas del siglo XIX. De Kleist La mendiga de Locarno, publicado en 1810, y varias otras obras de la época pretenden ser los primeros cuentos de fantasmas de tipo moderno. Las historias de fantasmas de E. T. A. Hoffmann incluyen "El espíritu elemental" y "Las minas de Falun". [21]

El equivalente ruso de la historia de fantasmas es el bylichka. [22] Ejemplos notables del género de la década de 1830 incluyen Gogol's Viy y Pushkin's la reina de Espadas, aunque hubo decenas de otras historias de escritores menos conocidos, producidas principalmente como ficción navideña. La cordillera de los Vosgos es el escenario de la mayoría de las historias de fantasmas del equipo de escritores franceses de Erckmann-Chatrian.

Uno de los primeros escritores de historias de fantasmas en inglés fue Sir Walter Scott. Sus historias de fantasmas, "Wandering Willie's Tale" (1824, publicado por primera vez como parte de Redgauntlet) y La cámara tapizada (1828) evitó el estilo de escritura "gótico" y ayudó a establecer un ejemplo para los escritores posteriores del género.

"Edad de oro de la historia de fantasmas" Editar

El historiador de la historia de fantasmas Jack Sullivan ha señalado que muchos críticos literarios sostienen que existió una "Edad de oro de la historia de fantasmas" entre el declive de la novela gótica en la década de 1830 y el comienzo de la Primera Guerra Mundial. [23] Sullivan sostiene que el trabajo de Edgar Allan Poe y Sheridan Le Fanu inauguró esta "Edad de Oro". [23]

El autor irlandés Sheridan Le Fanu fue uno de los escritores más influyentes de historias de fantasmas. Las colecciones de Le Fanu, como En un vaso oscuro (1872) y Los papeles de Purcell (1880), ayudó a popularizar el cuento como medio para la ficción de fantasmas. [24] Charlotte Riddell, que escribió ficción como la Sra. J. H. Riddell, creó historias de fantasmas que se destacaron por el uso experto del tema de la casa embrujada. [25]

La historia de fantasmas "clásica" surgió durante el período victoriano e incluyó a autores como M. R. James, Sheridan Le Fanu, Violet Hunt y Henry James. Las historias clásicas de fantasmas fueron influenciadas por la tradición de la ficción gótica y contienen elementos del folclore y la psicología. MR James resumió los elementos esenciales de una historia de fantasmas como: “La malevolencia y el terror, el resplandor de los rostros malvados, 'la sonrisa pétrea de la malicia sobrenatural', la persecución de formas en la oscuridad y los 'gritos lejanos y prolongados', son todos en su lugar, y también una pizca de sangre, derramada con deliberación y cuidadosamente esposada. ”. [26]

Apariciones literarias famosas del período victoriano son los fantasmas de Un villancico, en el que Ebenezer Scrooge es ayudado a ver el error de sus caminos por el fantasma de su antiguo colega Jacob Marley, y los fantasmas de Navidad pasada, Navidad presente y Navidad aún por venir. En un precursor de Un villancico Dickens publicó "La historia de los duendes que robaron un sacristán". [27] Dickens también escribió "The Signal-Man", otra obra con un fantasma.

Estilo jamesiano Editar

David Langford ha descrito al autor británico M. R. James escribiendo "el canon de historias de fantasmas más influyente del siglo XX". [28] James perfeccionó un método de narración de historias que desde entonces se conoce como jamesiano, que implicaba el abandono de muchos de los elementos góticos tradicionales de sus predecesores. El cuento clásico de James generalmente incluye los siguientes elementos:

  1. un entorno característico en un pueblo inglés, una ciudad costera o una finca en el campo, una ciudad antigua en Francia, Dinamarca o Suecia o una venerable abadía o universidad.
  2. un caballero erudito anodino y bastante ingenuo como protagonista (a menudo de carácter reservado).
  3. el descubrimiento de un libro viejo u otro objeto anticuario que de alguna manera se abre, provoca la ira o al menos atrae la atención no deseada de una amenaza sobrenatural, generalmente del más allá de la tumba.

Según James, la historia debe "poner al lector en la posición de decirse a sí mismo: '¡Si no soy muy cuidadoso, me puede pasar algo así!'" [29]. También perfeccionó la técnica de narración sobrenatural. eventos a través de la implicación y la sugestión, dejando que su lector llene los espacios en blanco y enfocándose en los detalles mundanos de sus escenarios y personajes para poner de relieve los elementos horribles y extraños. Resumió su enfoque en el prólogo de la antología. Fantasmas y maravillas (Oxford, 1924): "Los dos ingredientes más valiosos en la confección de una historia de fantasmas son, para mí, la atmósfera y el crescendo bien gestionado ... Permítanos, entonces, presentarnos a los actores de una manera plácida, veámoslos". llevando a cabo sus asuntos ordinarios, sin ser molestados por presentimientos, complacidos con su entorno y en este ambiente tranquilo, deje que la cosa ominosa asome la cabeza, discretamente al principio, y luego con más insistencia, hasta que ocupe el escenario ".

También señaló: "Otro requisito, en mi opinión, es que el fantasma sea malévolo u odioso: las apariciones amables y serviciales están muy bien en los cuentos de hadas o en las leyendas locales, pero no tengo ningún uso para ellas en una historia de fantasmas ficticia. . " [29]

A pesar de su sugerencia (en el ensayo "Historias que he intentado escribir") de que los escritores emplean la reticencia en su trabajo, muchos de los cuentos de James representan escenas e imágenes de violencia salvaje y, a menudo, inquietante. [30]

Escritores estadounidenses del siglo XIX

Influenciados por ejemplos británicos y alemanes, los escritores estadounidenses comenzaron a producir sus propias historias de fantasmas. El cuento de Washington Irving La leyenda de Sleepy Hollow (1820), basada en un cuento popular alemán anterior, presenta a un jinete sin cabeza. Ha sido adaptado para cine y televisión muchas veces, como Sleepy Hollow, un exitoso largometraje de 1999. [31] Irving también escribió "La aventura del estudiante alemán" [21] y Edgar Allan Poe escribió algunas historias que contienen fantasmas, como "La máscara de la muerte roja" y "Morella". [21]

A finales del siglo XIX, escritores estadounidenses convencionales como Edith Wharton, Mary E. Wilkins Freeman [32] y F. Marion Crawford [33] escribieron ficción de fantasmas. Henry James también escribió historias de fantasmas, incluida la famosa La vuelta de tuerca. [1] La vuelta de tuerca también ha aparecido en una serie de adaptaciones, en particular la película Los inocentes y la ópera de Benjamin Britten La vuelta de tuerca.

La introducción de las revistas pulp a principios del siglo XX creó nuevas vías para la publicación de historias de fantasmas, y también comenzaron a aparecer en publicaciones como Buen cuidado de casa y El neoyorquino. [8]

Comedias y óperas Editar

La ópera de Oscar Telgmann Leo, el cadete real (1885) incluye Canción del juez sobre un fantasma en el Royal Military College of Canada en Kingston, Ontario. [34]

El cuento cómico de Oscar Wilde "El fantasma de Canterville" (1887) ha sido adaptado para cine y televisión en varias ocasiones.

En los Estados Unidos, antes y durante la Primera Guerra Mundial, los folcloristas Olive Dame Campbell y Cecil Sharp recopilaron baladas de la gente de los Apalaches, que incluían temas fantasmales como "El carpintero del barco cruel", "El milagro de Suffolk", "La tumba inquieta" y "La esposa del pozo de Usher". El tema de estas baladas era a menudo el regreso de un amante muerto. Estas canciones eran variantes de baladas británicas tradicionales transmitidas por generaciones de montañeros descendientes de la gente de la región fronteriza anglo-escocesa. [35]

Horror psicológico Editar

En la era eduardiana, Algernon Blackwood (que combinó la historia de fantasmas con el misticismo de la naturaleza), [23] Oliver Onions (cuyas historias de fantasmas se inspiraron en el horror psicológico), [23] y William Hope Hodgson (cuyos cuentos de fantasmas también contenían elementos del mar historia y ciencia ficción) ayudó a mover la historia de fantasmas en nuevas direcciones. [23]

Kaidan Editar

Kaidan (怪 談), que literalmente significa "cuento sobrenatural" [36] o "cuento extraño", [37] es una forma de historia de fantasmas japonesa. [36] Kaidan entró en la lengua vernácula cuando un juego llamado Hyakumonogatari Kaidankai se hizo popular en el período Edo. La popularidad del juego, así como la adquisición de una imprenta, llevaron a la creación de un género literario llamado Kaidanshu. Kaidan no siempre son historias de terror, pueden "ser divertidas o extrañas, o simplemente contar algo extraño que sucedió una vez". [37]

Publicado Lafcadio Hearn Kwaidan: historias y estudios de cosas extrañas en 1904 como una colección de historias de fantasmas japonesas recopiladas por Lafcadio Hearn y luego convertidas en película. [38] El libro "es visto como la primera introducción de la superstición japonesa al público europeo y estadounidense". [36]

Era moderna (1920 en adelante) Editar

Historias de fantasmas La revista, que no contenía casi nada más que historias de fantasmas, se publicó entre 1926 y 1932.

A partir de la década de 1940, Fritz Leiber escribió cuentos de fantasmas ambientados en entornos industriales modernos, como "Smoke Ghost" (1941) y "Un poco del mundo oscuro" (1962). [39] Shirley Jackson hizo una importante contribución a la ficción de fantasmas con su novela. La maldición de Hill House (1959). [1] [40]

Un destacado escritor británico moderno de ficción de fantasmas es Ramsey Campbell. [41] Susan Hill también produjo La mujer de negro (1983), una novela de fantasmas que ha sido adaptada para teatro, televisión y cine. [2]

La obra de Noël Coward Espíritu alegre, que luego se convirtió en una película de 1945, coloca un sesgo más humorístico en el fenómeno de la obsesión de individuos y lugares específicos.

A fines de la década de 1890, la representación de fantasmas y eventos sobrenaturales aparece en películas. Con el advenimiento de las películas y la televisión, las representaciones de fantasmas en pantalla se volvieron comunes y abarcaron una variedad de géneros. Las obras de Shakespeare, Dickens y Wilde se han convertido en versiones cinematográficas, así como en adaptaciones de otros dramaturgos y novelistas. Uno de los cortometrajes más conocidos fue Castillo encantado dirigido por Georges Méliès en 1896. También está considerado como el primer cortometraje mudo sobre fantasmas y sucesos sobrenaturales. [42]

En 1926 la novela Sombrero de copa por Thorne Smith, que creó el fantasma americano moderno. Cuando la novela se adaptó a la película Topper de 1937, inició un nuevo género cinematográfico y también influiría en la televisión. [43] Después de la Segunda Guerra Mundial, las representaciones sentimentales de fantasmas se habían vuelto más populares en el cine que el terror, e incluyen la película de 1947 El fantasma y la Sra. Muir, que más tarde se adaptó a la televisión con una exitosa serie de televisión de 1968-1970. [20] Las películas de terror psicológico genuinas de este período incluyen 1944 Los no invitadosy 1945 Muerte de la noche. La película Espíritu alegre, basada en una obra de Noël Coward, también se produjo en este período. [44] 1963 vio una de las primeras adaptaciones importantes de una novela de fantasmas, La inquietante, basado en la conocida novela La maldición de Hill House. [20]

La década de 1970 vio representaciones de fantasmas en la pantalla que divergían en distintos géneros de lo romántico y el terror. Un tema común en el género romántico de este período es el fantasma como guía o mensajero benigno, a menudo con asuntos pendientes, como 1989. Campo de sueños, la película de 1990 Fantasma, y la comedia de 1993 Corazón y almas. [45] En el género de terror, década de 1980 La niebla, y el una pesadilla en la calle Elm series de películas de las décadas de 1980 y 1990 son ejemplos notables de la tendencia a la fusión de historias de fantasmas con escenas de violencia física. [20] La década de 1990 vio un regreso a los fantasmas "góticos" clásicos, cuyos peligros eran más psicológicos que físicos. Ejemplos de películas son la comedia y el misterio de este período incluyen "Cazafantasmas" de 1984, 1999 El sexto sentido y Los demás. La década de 1990 también vio una adaptación alegre del personaje de los niños. Casper el fantasma amistoso, originalmente popular en forma de dibujos animados en la década de 1950 y principios de la de 1960, en el largometraje Casper.

El cine asiático también ha producido películas de terror sobre fantasmas, como la película japonesa de 1998. Ringu (rehecho en los EE. UU. como El anillo en 2002), y la película de 2002 de los hermanos Pang El ojo. [46] Las películas de fantasmas indias son populares no solo en la India, sino también en Oriente Medio, África, el sudeste asiático y otras partes del mundo. Algunas películas de fantasmas de la India, como la película de comedia / terror. Manichitrathazhu han sido éxitos comerciales, doblados a varios idiomas. [47] Generalmente, las películas se basan en las experiencias de personas modernas que están inesperadamente expuestas a fantasmas y, por lo general, se basan en la literatura o el folclore tradicional de la India. En algunos casos, las películas indias son remakes de películas occidentales, como Anjaane, basado en la historia de fantasmas de Alejandro Amenábar Los demás. [48]

En la programación de televisión de ficción, los fantasmas se han explorado en series como Susurrador de fantasmas, Medio, Sobrenatural, la adaptación de la serie de televisión de El fantasma y la Sra. Muir y Randall y Hopkirk (fallecidos). En la programación televisiva de ficción animada, los fantasmas han servido como elemento central en series como Casper el fantasma amistoso, fantasma Danny, y Scooby Doo, así como papeles menores en varios otros programas de televisión. [ ¿cuales? ]

Popularizado en parte por la franquicia de comedia de 1984 Cazafantasmas, la caza de fantasmas se ha popularizado como un pasatiempo en el que, según se informa, se exploran lugares embrujados. El tema de la caza de fantasmas ha aparecido en series de televisión de realidad paranormal, como Un inquietante, Aventuras de fantasmas, Cazadores de fantasmas, Cazadores de fantasmas internacional, Laboratorio fantasma, y Más embrujado. También está representada en la televisión infantil por programas como El cazador de fantasmas basado en la serie de libros del mismo nombre y Rastreadores de fantasmas. [49]

La serie de televisión india, Aahat, contó con historias de fantasmas y sobrenaturales escritas por B. P. Singh. Se emitió por primera vez el 5 de octubre de 1995 y duró más de una década, finalizando el 25 de noviembre de 2010 con más de 450 episodios. [50]


Barras de tarta de queso S & # 8217mores

Tarta de queso de malvavisco encima de una corteza de galletas Graham con chocolate Hershey & rsquos encima. Estas barras de tarta de queso S & rsquomores son una forma fresca y cremosa de preparar su s & rsquomores sin una fogata.

Si supieran cuánta tarta de queso ha estado sucediendo por aquí.

Es como si me hubiera bajado del tren de la tarta de queso durante la mayor parte de un año y luego, de repente, tuve que hacer toda la tarta de queso. ¡Así que la buena noticia es que se avecinan muchas recetas increíbles de tarta de queso!

Y la mejor noticia es que estas barras de tarta de queso S & rsquomores están en la parte superior de mi lista de favoritos.

Las barras de tarta de queso S & rsquomores tienen tarta de queso MARSHMALLOW. Pensé en poner a todos los s & rsquomores-ey con algunos malvaviscos encendidos encima, pero me estaba costando mucho traducir eso en una técnica que podrías duplicar en casa sin A) equipos costosos, o B) prender fuego a tu cocina, así que decidió saltarse todo ese lío y simplemente hacer malvaviscos en la tarta de queso. Y lo estamos haciendo bien con Fluff.

¡Me encantan las excusas para sacar mi gran frasco de Marshmallow Fluff!

Así que dejemos que los & rsquos hablen de la tarta de queso por un segundo. Creo que a veces asusta a la gente.

Las panaderías y restaurantes lo venden por mil millones de dólares una rebanada chapada en oro, y las recetas tienen todas estas técnicas aterradoras a prueba de grietas que le dicen que ponga su pastel en un baño de agua, o use ingredientes a temperatura ambiente, o contenga la respiración y salte. en un pie.

Se siente ALTO MANTENIMIENTO.

Pero. La tarta de queso es cualquier cosa menos de alto mantenimiento. Estas barras son infalibles. Resultarán sin agrietarse y ndash simplemente pastel de queso cremoso y suave y ndash cada. único. tiempo.

Mi truco es la temperatura del horno. Empiezas en 350 & deg. Luego lo dejas caer a 275 & deg. Entonces lo apagas. El fin. No complicado.

Deja que todo se cocine lentamente y luego se enfríe lentamente. Sin fisuras ni grietas que cubrir. Simplemente barras de tarta de queso perfectas y fáciles.

¿Lo sabías & rsquos S & rsquomores Week? Bueno, ahora lo haces.

Algunos de mis amigos muy talentosos llamaron a esta la semana de todas las galletas Graham cubiertas con malvaviscos y chocolate, y luego simplemente nos dijeron que nos volviéramos locos creativos con eso. Hay muchísimas ideas y recetas increíbles. Has encontrado el paraíso de s & rsquomores.


25 ideas para acampar en el patio trasero que te harán sentir como si estuvieras al aire libre

Todos estamos soñando con unas vacaciones de verano épicas en este momento. Al mismo tiempo, es posible que usted y su familia sientan que es un momento imposible para escapar. Pero no se desespere, si no puede salir a la carretera para su escapada anual a la playa o su viaje de campamento en automóvil, la siguiente mejor opción es simplemente abrir la puerta trasera.

Así es, convertir su patio trasero en su propio campamento personal es una manera divertida y bastante fácil de experimentar el aire libre sin empacar el automóvil y las maletas y (quizás la mejor ventaja de todas) nadie preguntará: "¿Ya llegamos?" (Another bonus: indoor bathrooms. Are you sold yet?) Create a backyard camp by pitching a tent, setting up the best camping chairs around a fire or one of these best camping stoves, and cook up some delicious campfire recipes (s'mores are a must-have sweet treat while telling spooky stories!). And if bugs are a problem in your backyard, don't forget the best bug zappers that really work!

These 25 backyard camping ideas will make your summer staycation a fun family memory&mdashand maybe even a tradition&mdashfor years to come.

You can go two ways here: Grab your best camping tent from the garage and pop it open, or get crafty and create a teepee for the kids.

Camping&mdasheven in the backyard&mdashcalls for a fire (you can't have s'mores without it, right?). To keep it contained safely, a sturdy flagstone firepit will keep the family warm y on a sugar high all night long.

Next-level the regular s'mores trio of ingredients&mdashgraham cracker, marshmallow, and chocolate square&mdashwith these exciting combinations. We'll have one of each! Try these campfire dessert treats for a change of pace.

For a fun camping activity, take the kids on a backyard scavenger hunt. Write the names of insects, flowers, and trees on paper bags, and let them make a run for it. Collect each specimen in the bags.

Add a sense of history to the campfire with a vintage thermos filled to the brim with delicious hot cocoa.

Sure, you could bring board games and cards outside, but if you're in your backyard anyway, why not break out some fun lawn games? All ages will enjoy a game of corn hole, washer toss, badminton, Frisbee, giant Jenga, croquet, and more.

Ketchup and mustard are classic, but if you have adventurous campers in your crew, add some creative toppings to those buns.

Simple string lights add a magical touch to backyard camping. Hang strands of lights from four poles&mdashmapping out your campsite&mdashor hang them inside your backyard tent. Check out backyard string light ideas for fun ways to light up your space all year long.

For a refreshing adult beverage, try the Bee's Knees Shandy, featuring lemon juice, gin, and beer. Use a lager, pilsner, or any other beer you like.

If the kids are old enough for some spooky fun, gather 'round the fire and see who can tell the best ghost story.

Save the bloodsuckers for scary campfire stories. Sage, mint, and lavender come together for an all-natural, non-toxic way to repel pesky mosquitoes&mdashmeaning no one will be itching to leave the backyard campsite.

Get the tutorial at Tilly's Nest.

For an elevated take on classic grilled burgers, try a crowd-pleasing sweet-and-savory pork burger with summer peaches and goat cheese.

We get it&mdashnot every family can be the von Trapps, but that's okay. Make a list of your family's favorite tunes, grab the guitar or ukulele, and use some spoons or pots and pans to keep the beat. Bonus points if there's a harmonica player in the fam!

So long, microwave. Your campfire is perfect for making popcorn the old-fashioned way.

Turn an old white bedsheet or a canvas drop cloth into the big screen for an outdoor movie night. Spread out blankets, throw pillows in front of the tent, and start the show with camp-themed movies like Troop Beverly Hills, La trampa de los padres, or one of these classic kids' movies.

If you're in your backyard already, might as well cook up the best grilling recipes for dinner. Try these delicious bourbon BBQ glazed pork chops your family will love.

Become a firefly phenom with a simple keychain flashlight, a Mason jar, and some DIY catchers. But remember: Once the light show is over, it's time for the fireflies to return to the wild.

Get the tutorial at Positively Splendid.

We all love a traditional s'more, but if you're looking to mix it up, try this Cracker Jack and Pretzel Treats recipe. It makes for the ideal fireside snack&mdashespecially since your kitchen is only steps away.

When it comes to backyard camping ideas, why not play some family-friendly games like corn hole, washer toss, or a homemade ring toss game? If you don't have bowling pins handy, buy six small butternut squashes from the grocery store. Wrap them with washi tape in varying the colors. For the competitive crew, assign value and prizes.

One perk of backyard camping is that you can actually take advantage of the kitchen inside. Pack a plate and wrap it up with a bandana for safe passage to the yard. Bonus: The bandana also doubles as napkin.

What do you get when you combine chocolate, peanut butter, marshmallows, and Golden Grahams? One delicious trail mix variation (that can also double as dessert). These S'mores Muddy Buddies will be gone in no time, so make a double batch.

Get the recipe at Like Mother Like Daughter.

After you do a little research on stock tank pools, get your own for your backyard and fill 'er up. It's great to have a cool dip in before dinner, or create a fun experience for bath time.

End your backyard camping fun on a delicious note, and serve these BBQ pulled pork breakfast sandwiches that can be made right over the campfire.

Get the recipe at The Adventure Bite.

Yoga mats will guarantee a softer (and better!) sleep for everyone when spending the night in a backyard tent. Simply place a yoga mat beneath each sleeping bag, and everyone will feel less stiff in the morning.

Looking for a sneaky way to get the kids to gather leaves? Challenge them to bag a bunch, and then examine them for the prettiest ones, mount them on solar paper, and frame your leaf collection for a pretty and memorable display.


Giant Red Mouth

Timmy was out for a walk one day when he got lost. He started to backtrack, to try to find his way home, when suddenly it began to rain. The rain came pouring down, bucketfuls of water, and Timmy was quickly getting soaked. He started to run, still not quite knowing where to go.

He came across a house that was clearly deserted. All the windows were empty, no lights were on. He ran up to the house to see if he could get shelter from the cold, driving rain. There was nowhere near the house to shelter him from the rain. No eaves, no porch roof. The only way to stay dry would be to get inside, and as he could tell no one lived there he didn’t think anyone would mind much. He tried the door, and it was unlocked. Timmy was happy to be inside.

He sat near a window, trying to dry off a bit, when he heard a voice behind him. “Do you know what I do with my giant red mouth and my long purple fingers?”

Timmy whipped around and saw a huge, awful monster, with horns on top of its head, purple fur, beady little eyes, long fingers and crooked fingernails, and a giant red mouth filled with pointy teeth.

Terrified, Timmy turned to run down the hallway. The monster ran after him, his giant feet crashing along the floor behind him. Timmy made it to a doorway, ran through, and shut the door behind him.

From the other side of the door, Timmy heard the monster getting louder. “Do you know what I do with my giant red mouth and my long purple fingers?” The monster was too close, so Timmy ran, out the other side of the room and into a bathroom. He shut the door behind him just as the monster caught up with him.

The monster was even louder now. “Do you know what I do with my giant red mouth and my long purple fingers?”

Timmy had no place to hide except the bathroom closet. He crawled inside and closed the door behind him as the monster burst into the bathroom. The monster was just outside the door, and Timmy had nowhere else to run. He made himself as small as he possibly could, and held his breath.

For a moment it was quiet, and then the monster tore the closet door open. Timmy was trapped. The monster’s breath was on his face as it asked again, “Do you know what I do with my giant red mouth and my long purple fingers?”

Timmy could barely squeak out an answer. “No,” he said.

“Then I’ll show you,” said the monster.

(Put your finger horizontally across your lips and flap it up and down while making a “B” sound. Make a funny face as you do it, and get a big laugh from your audience!)


S’mores Cookie Cups

S’mores are a favorite here all year round! I’m sure they’re a hit at your house too, but it’s not always convenient to have a campfire. Here are some delectable S’mores cookie cup morsels of honey grahams, Hershey’s chocolate and marshmallow that everyone is sure to love!

How to Make S’mores Cookie Cups

Carefully break apart two Hershey’s chocolate bars into individual squares, set aside. Cut a dozen marshmallows in half and place the cut side UP. If you place them cut-side down they’ll stick to your plate.

In a small bowl combine the melted butter, graham cracker crumbs and powdered sugar, mixing well. Spoon a tablespoon or so of the graham cracker mixture into each cup of a mini muffin tin.

Press an indentation in the center of each cup, you could use the bottom of a shot glass, a wooden dowel, a small spice jar etc. Be sure to press them in DEEPLY, to compact the filling else they’ll crumble when you take them out.

Place in oven for about 4 minutes. Remove and immediately place a single square of chocolate in each cup:

Then immediately top with a marshmallow half. Place the cut side of the marshmallow DOWN on the chocolate. Return to the oven and bake for about 4 minutes, or until marshmallows puff up a bit:

Place the muffin tin on a cooling rack for ten minutes or so. While they are cooling, melt the remaining two Hershey chocolate bars. Gently break apart into pieces, place them in microwave safe bowl for about 25 seconds.

Remove from microwave, stirring until the chocolate is smooth. Be sure to avoid overheating the chocolate as it will separate if high heat is used. Drop a dollop of melted Hershey’s chocolate onto the top of each s’more cookie cup.

Using a butter-knife, gently loosen the edges of each of the s’more bites, then lift them out and place them on a plate. If they are still hot, they’ll crumble, so make sure they’ve cooled sufficiently.

These will last (Loosely covered) for several days. Ah, who am I kidding. These will be completely devoured in a matter of minutes and you’re probably better off making at least two batches right away.


They taste even better when cooked over an open flame.

Why culturally specific emotional support is critical

Morgan Harper Nichols talks self-care and how TikTok led to her autism diagnosis at 31

Alex Rodriguez announces concealer line, ignites conversation around men wearing makeup

AAPI people have been through so much this year — meet the AAPI women getting us through it

NASCAR couple reveal infertility to 'normalize' battle

Pollo otra vez? ¡Sí, cuando las recetas son tan buenas!

Cuando se trata de una cena rápida y deliciosa, no se puede equivocar con el pollo. No solo es bajo en calorías y está lleno de proteínas (una porción de 3.5 oz de carne de pechuga de pollo tiene solo 165 calorías, con 31 g de proteína), sino que se cocina rápidamente y es súper versátil. La mayoría de las personas tienen sus recetas para cenar con pollo en las que confían cuando necesitan tener una comida en la mesa para evitar un colapso o servir algo rápido entre horarios ocupados, pero es fácil quedarse atascado en la rutina de hacer lo mismo. receta noche tras noche.

Más de 90 deliciosas recetas vegetarianas que gustarán incluso a los carnívoros

En enero de 2019, U.S. News informó que los científicos quieren que las personas de todo el mundo reduzcan el consumo de carne roja para salvar el planeta. Como resultado, la gente busca más recetas vegetarianas para probar, ya sea solo para #MeatFreeMondays o de forma más permanente. Para empezar, sustituir la carne roja por legumbres y cereales con alto contenido de fibra puede mejorar la salud de su corazón.

AnuncioColoque una bolsa en el espejo de su automóvil cuando viaje

Trucos de limpieza de coches brillantes que los distribuidores locales desearían que no supieras

Get Ready for Camping Season With These Early Memorial Day Sales

The major savings you need to gear up for all your summer adventures.

5 Tips for Hosting a Party in Your Backyard On A Budget

Backyard events are a fun, safe way to gather with your loved ones—but the cost of food, drinks, and decorations can quickly add up. Here's how you can host a budget-friendly party right in your backyard.

How Much It Costs to Turn Your Backyard Into a Movie Theater

Bring the big screen to your backyard on any budget.

11 Tips to Make Food Last Longer

These tips keep produce tasting (and looking) its best. Most importantly, they’ll also help you keep food waste to a minimum. Here are the best food storage tricks fit for any kitchen.

50 Deliciously Sweet Strawberry Desserts

Because this fruit makes every recipe better. Whether you grow them, pick them, or grab a few at your local grocery store or favorite farmer's market, fresh strawberries are one of the most delightful summer fruits. To be fair, strawberries can be incorporated in all different types of recipes that are not limited to dessert.

The Best Backyard Umbrellas for Your Patio or Deck

You will enjoy your outdoor spaces that much more if you create some shade.

Oatmeal Can Be Good For Weight Loss If You Prepare It Using These Dietitian-Approved Tips

52 Summer Vegetarian Recipes to Make, Eat, and Repeat All Season Long

Starring: juicy watermelon, crunchy radish, and all the tomatoes. Originally Appeared on Bon Appétit

Frontgate's New Outdoor Furniture Collection Was Curated By House Beautiful Editors

Not only does it look good, it's all in stock now!

40 Fruit Salad Recipes That Are Actually Exciting

Does the phrase “fruit salad” conjure up memories of underripe banana and overripe blueberries slip-sliding together in a bowl? Us too. But fruit salad doesn’t.

Disney's New Villain Cookbook Is Available for Pre-Order on Amazon, Just in Time for the ɼruella' Premiere

We’ll just say it, there’s no such thing as having too much Disney in your life. There’s just something so enjoyable about escaping to a fairytale land for kids and adults. Yep, there’s no age limit on being a Disney fan people! And with the upcoming release of Cruella starring Emma Stone on May 28th, […]

How to make the most of your outdoor space

Outdoor space have become oases — gardens are planted, hammocks are hung and patio furniture is set up to mimic the look of indoor rooms.

Food blogger Melissa Johnson creates unlikely dessert combos: 'Want to make hot dogs for dessert?'

Can a hot dog really be for dessert? Depends on what you put in there!

I made the legendary $250 cookie recipe, and it definitely isn't worth 25 years of hype

I attempted to make the internet-famous $250 chocolate-chip cookie recipe that legend says originated at Neiman Marcus. Here's how it went.

45 recetas fáciles de mariscos para probar en la cena de esta noche

5 TikTok recipes to bring your hummus to the next level

Who doesn’t love hummus? The versatile chickpea-based Middle Eastern dip is filling and can be paired with vegetables or crackers. If you’re a hummus fan looking to upgrade your favorite dip, try these 5 TikTok hummus upgrades. Avocado hummus Just add avocado to your usual hummus recipe. Pink roasted beet hummus This hummus has a more earthy flavor and it’s a great way to make use of old beets. Sweet potato hummus This creamy hummus incorporates roasted sweet potatoes and a jalapeño pepper. Lemon garlic mushroom hummus This zesty recipe uses lemon juice and mixes in some lemon garlic mushrooms. Chocolate hummus You might be wondering, is chocolate hummus really just brownie batter in disguise?

39 recetas de ensaladas fáciles y saludables

La clave es saber cómo hacer una ensalada fácil y saludable que esté llena de sabor pero no de calorías vacías. "Para las ensaladas, desea pensar en el color, agregando una variedad de verduras para obtener esa amplia gama de vitaminas, piense en el arcoíris", dice Brigitte Zeitlin, dietista registrada y propietaria de BZ Nutrition, a Woman & # x27s Day. Para evitar eso, la nutricionista dietista registrada con sede en Atlanta, Marisa Moore, sugiere agregar productos de temporada a su ensalada, lo que le brinda una combinación de ingredientes aún más diversa.


How To Make S’mores In Australia

It’s just past sunset. The air is cooling quickly on this autumn evening. We’ve made a spontaneous decision to have dinner over a campfire, so mom and dad are packing the necessities in the back of dad’s black Ford Ranger that I’ll always remember with its big rainbow 𔄜ࡪ” decal on the doors. I run off to tell my friends about the exciting news that we’re going to light a campfire my friends are our two dogs, Missy (a Collie/coyote cross) and Mac (a Sheltie). They’re just as excited as I am. Mom calls for me and I hop into dad’s truck, next to dad. Mom sits on the other side of me, while Missy and Mac chase after the truck as dad drives into the woods.

Dad parks his truck on the top of the hill overlooking our house. The view is splendid, although we can’t see much of it it’s getting steadily darker as the sun falls further and further past the horizon. We gather some stones and arrange a roughly-shaped circle in the grass where our fire will be. Mom and I pick some branches off a tree (we choose fresh, moist branches) to use as roasting sticks and dad prepares the fire.

We bring our stick collection to dad, who pulls out his pocket knife and begins to sharpen the ends of the sticks for poking our food onto. I take a look at our dinner – mom and dad have brought hot dogs, hot dog buns, potato chips, ketchup, mustard, drinks and, of course, marshmallows.

The fire eventually grows bigger, brighter and warmer. Mom unfolds our lawn chairs so we can sit around the fire and warm up. Missy and Mac are running about, sniffing the trails of the rabbits, turkeys, coyotes and deer that inhabit our woods. Mom and I feel a little nervous we’re spooked by all the strange sounds we hear in the dark around us – rustling in the weeds, twigs snapping. The dogs are also feeling a little paranoid, constantly sniffing the ground around us. I feel safe, though, because we have dad to protect us.

Dad hands us our roasting sticks and we thread our hot dogs onto them to roast. I stand as far away from the fire as possible, doing a good impression of Inspector Gadget with my roasting stick hanging off the end of my extendo-arm I am scared of getting burned! Mom and dad tell me not to worry as they roast their hot dogs until they’re black. I don’t like burnt dogs so I draw in my extendo-arm just before my hot dog is starting to blister. I carefully place the hot, hot dog into a bun, pour over the ketchup and relish (no mustard, please!) and bite into it.

Mmmm. So much better than a microwaved or boiled hot dog. A campfire-roasted hot dog, roasted on a stick fresh from the tree, eaten under the stars and around the glow of a warm fire. I can’t think of a better way to eat my dinner. I munch the rest of my hot dog and chips while mom and dad finish roasting their own hot dogs.

It’s very dark now, and although Missy and Mac have settled down, I still hear those strange noises. But mom and dad have finished their hot dogs and chips and it’s time to roast marshmallows. We each poke a column of marshmallows on our roasting sticks and suspend them over the fire. Again, I stand as far away as possible to avoid any sparks from the fire colliding with my skin. As with my hot dogs, I don’t like burned marshmallows, so I allow them to toast gently, just until they’re slightly brown. I pull my stick from the fire and test how soft the marshmallows are with my fingers. Yep, they’re ready to eat. Mom likes her marshmallows black, so she keeps hers over the fire. I tease her about how yucky the burnt taste is and then pull my browned marshmallows off the stick with my teeth.

How delicious this is! The outside is crunchy and the inside is melty and gooey. I finish my column of marshmallows and then promptly align the next batch on my stick.

After our second helpings of marshmallows, we pack dad’s truck up again with our gear, garbage and leftover food. Dad puts out the fire and we climb into the truck. Missy and Mac run back home, chasing the truck. When we get inside the house, I look out the window to the hill we had just come from. It’s so dark that I can’t even see it, but I don’t need to see it that night, that experience, now has a permanent place in my memory.

What a wonderful evening. A little cold, and a little scary, but who cares? You can’t beat a campfire dinner. And I can remember it just as if it happened, perhaps, a month ago.

We may not have made s’mores over the fire (and now I wonder why on Earth we never did!), but I have had plenty of s’mores in my lifetime. When you’re not able to make a fire, you have to devise other ways to make s’mores I’ve made them in the microwave, the oven and yes, even over a candle.

As you know, s’mores are a sandwich, of sorts, of graham crackers, melty chocolate and gooey marshmallows. The first ever recorded recipe for s’mores, then known as “Some Mores”, is printed in the book Tramping and Trailing with the Girl Scouts, from 1927. S’mores are, indeed, a favorite American campfire treat they’ve even got their own special day – August 10 is National S’mores Day!

You may also know that I am American. Yes, I live in Australia, but my heart is American. I miss lots of things about the U.S. and s’mores is just one of those things. When I first moved here, I was saddened to learn that graham crackers did not exist in the Land Down Under. I had to make a request to my mom to send me some graham crackers once!

As the years went by, I eventually discovered another cookie (er, well, cookies are known as “biscuits” in Australia) that was sort of similar to graham crackers and I would crumble up these biscuits to use in pie crusts, etc. But I never found a biscuit that was a good enough substitute for graham crackers…

Until I stumbled across a s’mores recipe on taste.com.au. Of course the recipe was written by the lovely Valli Little, who else! I couldn’t believe she was making s’mores with digestive biscuits. I had no idea what a digestive biscuit was, or how it could possibly be used for s’mores. Sure, I had heard of digestive biscuits before, but I thought they were some sort of biscuit that was meant to aid in digestion and they’d taste icky and weird.

I trusted Valli, however, and tested the recipe myself. When I brought home two packages of digestive biscuits – one coated in dark chocolate, the other plain – I quickly opened them and gave the biscuits a nibble. Hm. Oh yes, they could be used like graham crackers! They do actually taste similar! They weren’t icky and weird at all! And right there on the box was a disclaimer that these biscuits do not aid in digestion in any way whatsoever!

So I made my first s’more in years, varying from Valli’s recipe a bit. I used the chocolate-coated biscuits and I used normal-sized white marshmallows. I made them in the microwave, not the oven. And wow. Delicioso. Okay, it’s still not a traditional s’more, but it’s the closest I’m going to get, and I was very happy with it.

For the purpose of this post, I went all out and made s’mores in the oven with both the chocolate-coated biscuits and plain biscuits. I’m sure you can tell which is which in the photos (the choc-coated is the s’more on top). I used a combination of Lindt chocolate in milk and 70% chocolate for the plain s’more.

Side note – when making s’mores, if I’m using Lindt chocolate on a plain biscuit, I prefer milk chocolate. But, if I’m using the chocolate-coated biscuits to make s’mores, I prefer the dark chocolate-coated biscuits over the milk chocolate ones.

So there, Australia. If you thought you’d never taste s’mores, give this recipe a go. It’s the perfect simple and indulgent treat and, without a doubt, would taste even better when the marshmallows are roasted over a campfire.

Tip: try adding a bit of peanut butter to your s’mores for even more taste indulgence!


The Missing Friday

Early one morning, Errol sullenly awoke to what he thought would be another gloomy Friday. He’d looked at the weather report, and rain was 100% on the cards. He vaguely remembered wishing the day would disappear – if only!

Aside from this, it was another school day, and his big project was due! He smacked the alarm button none-too-softly, almost in spite, to switch it off, and rolled out of bed with a protracted yawn bordering on a prolonged groan.

Moodily pushing open his bedroom curtains, he squinted and froze in surprise. What was this? The sun was out, and so were kids in the park, as were a surprising number of families having picnics and dogs taking walks! What trickery was this, he thought?

Thinking something amiss, he rubbed his eyes and pinched himself, just double-checking that he was, in actual fact, awake. However, eyes reopened, and thigh pinched, he looked down upon the same scene!

A Welcome Delivery

No, no, he thought to himself, he must be confused. He slipped on his robe and slippers, padding down the stairs to explore further. The house was quiet, so where were mum and dad?

At this point, he clearly heard snoring from his parent’s room. Asleep? But, it was late he’d already lost 10 minutes wandering around they should have been up at least an hour ago!

All of a sudden, he noticed the newspaper jammed into the door slot. But wasn’t it only delivered on Saturdays? He slowly approached the door, giving himself another painful pinch for posterity.

In his hands, he held the weekly newspaper – it was unmistakable, the date clearly emblazoned at the top “Saturday, 1 June 2021.” It was at this point that he realized he’d mislaid Friday.

Yesterday is Not Even but a Memory!

How could it be? He had no memory of it, not a single thought, smell, regret, or embarrassing remembrance! Where had he gone, who had he seen? All these questions and more whirled through his head!

Most importantly, what had happened to his project? He quickly ran to the garage where he’d left it. ¡Desaparecido! It was gone. His heart skipped a beat. Hm, he had to find it otherwise, he’d fail! But wasn’t it Saturday, so he’d already failed if he didn’t hand it in himself on time?

He slowly padded back to his room in disbelief and befuddlement. He had important work to do – he had to lay out a plan to find out what had happened to Friday and his all-important project!

First up, a room search. Then, he’d ask his parents to make him the same breakfast. Lastly, if all else failed, he’d need to quiz his friends without making them suspicious!

Now, Where Did I Put That Memory?

It was at this point that he noticed something very strange – a trail of silvery, slobbery slime! It stretched from the end of his bed to the door. Why hadn’t he noticed it before?

He bolted upright, quick as a fox, running to the door, where he spied the rest of the trail, leading right to the stairs of the attic!

Oh no, he said, why the attic, his least favourite, creepiest place to go. Oh well, this was no time for hesitance or cowardliness – Friday must be found!

He slowly climbed the stairs, creakily opening the door to the room. It was slightly dark, so it took some time for his eyes to adjust.

A Fondness for Memories!

Nothing could have prepared Errol for the scene he bore witness to as his eyes finally adjusted to the light, though! There, sitting perkily, if not regally, on an old, abandoned tattered, torn, and weathered chair, was a being unlike any he’d seen before!

It had big, fuzzy ears with curly hairs, twirling whiskers, and blue eyes that were cloudy and a bit lost, as if partially blind. A monster! At this point, the monster gleefully hummed and giggled to himself, seemingly very pleased about something!

Why thought Errol? It must be the curious object laid out in front of the monster on the table! ¿Qué era? It appeared to be a crystal ball, except kind of jiggly, wiggling around on a plate.

Inside the ball, Errol noticed a curious scene unfolding – a classroom. Why was that his project? It must be! Therefore, was that also his lost Friday? It had to be! A memory in the flesh, how peculiar! He gasped before he could think twice about it.

¿Quién es usted?

Startled, the monster twisted his head, looking directly at Errol, who froze in fear. It seemed he had been lost in thought but was suddenly well aware of Errol. “Well, well,” he said, “if it isn’t the source of my memory lunch!”

“Lu-lu-l-lunch?” stammered Errol, “wh-what do you mean, lu-lu-lunch?”

The monster replied, “I am the memory monster! I eat memories for breakfast, lunch, dinner, snacks, dessert – and just for fun sometimes, to be honest! I come and steal all the days and moments that kids wish they’d never experienced!”

“But, that’s my memory,” said Errol, gaining a bit of confidence now that the monster hadn’t immediately tried to eat him – “You can’t just take it without asking!”

To which the memory monster replied, “I’ll do as I please, speaking of which, I’m hungry!” With that and a peculiar cackle, he picked up a strange fork made of what appeared to be glass and reached forward, ready to spear and gobble up Friday!”

A Tussle with a Memory Monster!

At this point, Errol yelled, not even caring if he woke his parents. He couldn’t have it! The memory monster wouldn’t eat his Friday, no matter how gloomy it was!

He ran forwards, knocking the fork out of the monster’s hand, and grabbed the memory. All of a sudden, the attic started to fade, making way for another sight – Errol’s room! And, strangely, the sound of his alarm?

But wait, wasn’t it much later? He’d already switched off his alarm. At this point, he heard a welcome sound – rain, rain belting down onto the roof! He also heard the kettle and footsteps below. He sighed. His parents – they were up.

It must be Friday! Yes, he was right. And, thankfully, not a single memory monster in sight! What a relief. But, wait, one final test! He got up, shoved his slippers and robe on, and ran as quick as he could to the garage. His project, yes, it was right there where he’d left it. He sighed in relief!

From that day on, Errol never wished a day gone, no, not even a moment. Even if sad, gloomy, or difficult, he wanted to be present for all of it! And, make sure the memory monster never came a-knocking, of course!


Ver el vídeo: 4 Tenebrosas historias de campistas Relatos del público MaskedMan (Enero 2022).